La exportación de vino creció en agosto al ritmo de la devaluación

La exportación de vinos creció en agosto 51,2% en volumen, con 364.372 hectolitros (hl) vendidos, y 7,4% en dólares facturados respecto del mismo mes del año anterior, lo que representó un ingreso de divisas superior a los U$S 92 millones. Los datos surgen del último informe sobre "Comercialización de vinos y montos en el Mercado Externo" que elaboró el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

Según la entidad, si se compara julio con el octavo mes de 2018, se observa una suba del 45,8% en el volumen exportado y del 13,8% en el Valor FOB (Free On Board, según las siglas en inglés, lo que se refiere al valor de venta en su lugar de origen más el costo de los fletes, seguros y otros gastos necesarios para hacer llegar la mercadería hasta la Aduana de salida). En tanto, el volumen acumulado de vinos exportados de enero a agosto tuvo un crecimiento de 10 puntos porcentuales en comparación con el mismo período de 2017, mientras que los montos comercializados fueron 2,7% mayores.

De acuerdo al trabajo del INV, los vinos varietales representaron en agosto el 54,5% del volumen exportado (198.618 hl) con una participación del 85,1% en lo que respecta a la generación de dólares por ventas externas. En segundo lugar se ubicaron los vinos sin mención varietal con el 44,4% (161.638 hl), aunque en este caso el porcentaje de divisas en el total es menor a los 13 puntos.

Vino argentino

 

Los vinos varietales tuvieron el mes pasado un comportamiento levemente a la baja en relación al año pasado con exportaciones que registraron una disminución del 3,6% en volumen; sin embargo, registraron un aumento del 0,9% en el valor FOB. Casi nueve de cada diez litros vendidos correspondió a fraccionados, lo que se tradujo en una baja del 4,5% respecto al mismo mes de 2017. Las ventas en envase botella representaron casi la totalidad (99,4%). El resto de los varietales (10,7%) fue comercializado a granel (transportado en contenedores para luego ser envasado en el destino de exportación), lo cual representa una suba del 4,9% respecto al octavo mes del año anterior.

El INV señaló a EE.UU. (30,3% de participación), Reino Unido (11,7%), Canadá (8,8%), Brasil (8%), y China (4,3%) como los cinco principales compradores. Si bien el Gigante Asiático quedó en quinta posición de este grupo, fue el que mayor recorrido tuvo en agosto entre un año y otro, con un crecimiento del casi 100% en las adquisiciones, pasando de 3.373 hl a 6.739 hl con ventas por unos U$S 3,7 millones, todo en botellas, al igual que el caso brasileño.

Aunque incipiente, la plaza china es de gran interés para las bodegas nacionales que buscan potenciar la presencia argentina a través del trabajo de acciones oficiales que realiza la Embajada y sitios de venta on-line como la empresa Alibaba, el mercado electrónico más grande del Mundo cuya facturación anual asciende a los U$S 38.700 millones. La mejora del poder adquisitivo de la clase media china, que para 2030 se calcula comprenderá a unas 500 millones de personas, es una de las claves del potencial exportador que propone ese país.

En este sentido, el Malbec sigue siendo la llave que abre mercados a la Bebida Nacional. En agosto esta variedad se llevó el 56,2% de las ventas al exterior por U$S 48,4 millones con un precio promedio por litro de U$S 9,10. En segunda posición, aunque bastante por detrás, está el Cabernet Sauvignon con uno de cada diez litros comercializados, con una facturación mensual de U$S 8,6 millones y un valor promedio de U$S 5,90 por litro.

Suban el volumen

Otro reciente informe elaborado por el Departamento de Estadística y Estudio de Mercado del INV sobre el "Comportamiento de las Exportaciones de Vino Fraccionado" durante la última década destaca que en 2017 se exportaron 1.674.145 hl de vinos varietales fraccionados a 123 países, por un valor FOB poco más de U$S 693,2 millones. Respecto al año 2008 se observa un aumento del 15% en volumen y del 51% en valor. Cabe destacar que, si bien las exportaciones totales de vino fraccionado disminuyeron un 9% en la última década, los varietales aumentaron un 15%.

Según la entidad, "la tendencia indica que el volumen de las exportaciones de vinos varietales va en alza como así también el valor de las mismas. El crecimiento en valor es mucho mayor en términos porcentuales que el aumento en volumen, lo que indica que los vinos varietales exportados se venden a mayores precios que hace una década. El precio medio en 2017 fue de U$S 4,14 por litro, un 31% mayor al del año 2008". Cabe destacar que la mejora en los precios internacionales, sumado a la reciente devaluación generan en el sector un escenario de mayor competitividad.

No obstante, para que esa combinación redunde en mayores beneficios a la hora de exportar, debe acompañarse con una mayor producción. En tal sentido, Wines of Argentina (WOFA) la entidad que promueve la marca y la imagen país de los vinos argentinos por el Mundo, presentó el "Reporte de Cosecha 2018" en el que concluye que la última temporada "será recordada por los productores de vino argentino por varios años" ya que "los volúmenes de uva obtenidos rompieron la tendencia hacia la baja muy marcada de las temporadas 2016 y 2017".

Desde WOFA resaltaron que en la vendimia 2018 se cosecharon un 31% más de uvas destinadas a la elaboración de vinos y mostos, en comparación a 2017 y celebraron que, "en forma paralela se obtuvieron buenos rendimientos y gran calidad en los vinos".

La copa devaluada

Italia es el principal productor de vinos del Mundo con 42,5 millones de hectolitros (Mhl), seguido por Francia con 36,7 Mhl y España con 32,1 Mhl, siendo el ibérico el país número uno en exportación, por precio más que por calidad. Sucede que los españoles vendieron sus vinos a los mercados internacionales a U$S 1,47 el litro, mientras que los italianos lo hicieron a poco más de U$S 7,00 y los galos a U$S 3,26.

En cuanto a la producción, la Argentina queda en una sexta posición y está más relegada aún en el lugar 11 en lo que respecta a las ventas externas con un 2,5% de participación en el comercio mundial, según el último relevamiento de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV). En diálogo con Infobae, el vicepresidente de WOFA, Guillermo Barzi, aseguró que "la ventaja de la Argentina es que tiene precios que están por encima del promedio de la mayoría de los mercados".

El bodeguero explicó que "los extranjeros encuentran en nuestro vino un producto con una excelente relación entre precio y calidad. Los consumidores de países productores lo comparan mucho con los vinos californianos, que son bastante más caros y no son tan amables. También ayuda la asociación de figuras populares como el Papa Francisco, (Lionel) Messi o el bife argentino", se entusiasmó.

Consultado sobre el impacto de la devaluación en el escenario vitivinícola exportador, Barzi consideró que "es indudable que nos dio una mayor competitividad. En este momento sería un error estratégico bajar los precios porque también tenemos que contemplar el efecto inflacionario sobre los costos internos", aseguró y advirtió que "los efectos de la actualización del tipo de cambio recién la vamos a ver dentro de cinco o seis meses".

El directivo de la entidad también hizo hincapié en que "el tipo de cambio no debe ser la única variable para ganar competitividad. Los acuerdos comerciales nos deben ayudar a ser más agresivos comercialmente". En ese sentido, el gerente general de Vinos de Argentina, Mario Giordano, se refirió a los avances del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea.

En declaraciones a Infobae, señaló que "el mayor problema es Brasil, porque tiene una postura en la que acepta la imposición de un cupo de vino a un determinado valor que para la Argentina es descalificatorio. Para ellos la vitivinicultura no es un tema relevante. Tienen un lobby tremendo con otras empresas alimenticias por lo que resulta muy difícil avanzar", apuntó Giordano quien reconoció que "la realidad es que a los europeos les interesa el mercado brasileño más que el nuestro".

Por su parte, Barzi también se refirió a los cambios en el esquema de derechos de exportación. "La retención es un mal impuesto, no lo compartimos para nada, pero tenemos en cuenta la situación del país", afirmó y manifestó: "Exigimos al Gobierno que haga lo mismo con sus gastos provinciales y nacionales, siempre pensando que en el mediano plazo (las retenciones) se van a sacar. La situación está difícil para quien no está exportando. Hoy, arrancar de cero es mucho más complicado que hace un par de años".

Fuente:Infobae

Gran Bs. As.

Francisco Madero 875
Villa Sarmiento, Buenos Aires.
TE: 5411 5430-2390.

Capital Federal

Alicia Moreau de Justo 1120 -

3 Piso of. 306 "A".

TE: 5411 5279-4741