La carne abre el camino en China, con mayor valor y junto a otros productos argentinos

Las voces suenan exultantes desde el otro lado del mundo. Esta semana, mientras en Argentina la realidad era protagonizada nuevamente por los vaivenes del dólar, desde China se comunicaron buenas nuevas en el largo camino al supermercado del mundo. La carne vacuna, que hasta ahora tenía permiso para ingresar a ese país sólo congelada, por un valor de US$ 4.000 por tonelada, ahora podrá acceder también enfriada y con hueso, lo cual eleva los valores a cortes de entre US$ 11.000 y US$ 19.000. El secretario de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, y el embajador Diego Guelar, líderes de una delegación que también integró el presidente de Senasa, Ricardo Negri, entre otros, transmitieron la importancia de este paso en el posicionamiento internacional de los productos argentinos.

La habilitación de 28 frigoríficos, 5 más de los 23 que podían exportar a China carne congelada, fue un corolario positivo del protocolo que Argentina y China suscribieron en mayo pasado, previo acuerdo en enero. Al respecto, Etchevehere destacó ante Clarín la consolidación de las relaciones bilaterales con China y subrayó que "este es un paso muy importante que profundiza el vínculo entre nuestros países, en el cual venimos trabajando en forma coordinada con funcionarios de la Secretaría de Comercio, Cancillería y la Embajada argentina en China".

El titular de Agroindustria de la Nación señaló que "de nuevo la carne, nuestro producto emblema, nos aporta buenas señales para nuestra economía al incrementar las posibilidades de exportación al principal mercado del mundo. Argentina es un proveedor confiable y la carne es una oportunidad grande para el crecimiento de la agroindustria".

El Embajador Guelar resaltó que "en el primer semestre de 2018 las exportaciones de carne vacuna argentina a China han aumentado un 119% en comparación a igual período del año pasado. Argentina ya ocupa el 20% de las importaciones chinas de carne vacuna y China compra a su vez el 55% de las exportaciones de carne nacionales".

Los funcionarios destacaron que ahora viene el desafío de efectivizar en ventas el permiso conseguido. Para ello confían en la nueva campaña de marketing y publicidad que inició el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) la semana pasada misma, puntapié inicial de acciones sostenidas con las cuales se espera incrementar el posicionamiento en un mercado aún manejado por fuertes competidores, desde Australia a Estados Unidos y Brasil.

"Estamos hablando de nichos con poder adquisitivo en dólares que ahora podremos captar. Habrá que ganarlos, pero tenemos con qué, basados en el talento argentino para lograr la mejor carne del mundo tras 100 de mestización. Por esta vía, a Argentina se puede consolidar como supermercado del mundo, ampliando la oferta de productos nacionales, en este caso, a China. Esto se traduce en más empleo para los argentinos y abre nuevas oportunidades de inversión en el corto plazo”.

El secretario dio cuenta también que "de la mano de la carne, también se avanzó en las negociaciones para la apertura de mercados para carne de cerdo y menudencias, teniendo en cuenta los nuevos escenarios sanitarios. Asimismo, se acordó un método de trabajo entre los organismos sanitarios, para seguir avanzando en forma ágil en la habilitación de nuevos establecimientos en el corto plazo.


Además, se llevó a cabo la firma de los protocolos sanitarios para la exportación de semen y embriones bovinos hacia China. Al respecto, Etchevehere indicó que "estamos exportando inteligencia y valor agregado por nuestra genética bovina. Son 100 años de selección ganadera en nuestro país".

Como un tercer eje de gestiones, se fijaron prioridades de trabajo con miras a la visita de Estado que hará el presidente chino, XI Jinping, a Buenos Aires, en el marco de la reunión de líderes de G20, en noviembre. Para entonces, se prevé que Xi Jinping y Maurio Macri firmen una serie de protocolos que incluiría un acuerdo de doble vía para comercializar carne de cerdo, como el acceso de cerezas, miel, caballos en pie, y el acceso de ovinos y caprinos de la Patagonia al mercado chino.

La carne congelada vale 4.000 dólares por tonelada y la enfriada oscila entre 11.000 y 19.000 dólares por tonelada.

Asimismo, el secretario Etchevehere planteó la agenda de negociaciones para seguir avanzando en el acceso de nuevos productos argentinos, entre los que se incluye harina de soja, nuez pecán, trigo, sorgo y limones.

Otros avances

Otro avance representó el encuentro de trabajo entablado con SINOGRAIN, principal importadora de granos del país asiático, en el cual la firma manifestó su voluntad de continuar incrementando las adquisiciones en Argentina, para alcanzar en la campaña de 2018/19 la compra de 2 a 3 millones de toneladas de porotos de soja, y 300 a 400 mil toneladas de aceite de soja. En ese sentido, vale destacar las actividades promocionales que hará la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA-CEC), con apoyo de la Embajada Argentina en China.

Además, Etchevehere y Guelar participaron del lanzamiento B20 Argentina en el que estuvieron presentes importantes empresas chinas que visitarán nuestro país en los próximos días.

Fuente: Clarín

Gran Bs. As.

Francisco Madero 875
Villa Sarmiento, Buenos Aires.
TE: 5411 5430-2390.

Capital Federal

Alicia Moreau de Justo 1120 -

3 Piso of. 306 "A".

TE: 5411 5279-4741