Chía, garbanzo y poroto, la oferta exportable de Devoto

La cooperativa de esta localidad sumó este año a África como cliente. Ya vendía los productos a EE.UU., a Europa y a Oceanía.
Para 2019 prevé comercializar aceite de soja desgomado, harina de garbanzo y quinua.
A pocos días para que culmine el año, en la Cooperativa Agropecuaria de Productores y Consumidores Limitados de Devoto (Capyc) tienen motivos para estar satisfechos. En especial, su área vinculada al comercio exterior que logró sumar nuevos destinos a la producción de sus cultivos especiales y productos industrializados.

Chía, garbanzo orgánico y convencional, poroto colorado orgánico y coriandro, junto a miel y dulce de leche, son parte de la oferta exportable que la cooperativa siguió desarrollando y afianzando durante 2018. A clientes ya existentes en cuatro continentes (América, Europa, Asia y Oceanía), le sumó este año el mercado africano. “De especialidades hemos exportado alrededor de mil toneladas durante el año que, con los envíos de miel y de dulce de leche, totalizaron cerca de dos millones de dólares”, explicó José Videla, encargado de la Unidad de Desarrollo de Negocios Internacionales de la Capyc. Los envíos de aceite de soja desgomado y harinas especiales, como la de garbanzo, figuran en la carpeta de ventas para 2019.

El sistema cooperativo tiene entre sus principios mejorar las condiciones económicas, sociales y culturales de los socios que los conforman. Con esa premisa, la cooperativa de Devoto viene desarrollando nuevos proyectos para darle más valor agregado y beneficios a sus productores asociados. El comercio exterior es uno de ellos, que viene evolucionando desde 2012 bajo la gestión de su gerente general Domingo Benso.

Arribo a África

Luego de haber participado en 2017 de una Misión Comercial a Sudáfrica, organizada por la Agencia ProCórdoba, este año le sirvió a la cooperativa para concretar los primeros embarques.

Una nueva visita a ese continente en junio pasado junto a la Organización de Cooperativas del Brasil, en una Misión de Prospección de Oportunidades del Mercosur en el África del Sur, terminó por cerrar las operaciones.

“Estamos exportando chía, en breve coriandro y tenemos avanzado acuerdos por garbanzo. A su vez estamos avanzando con las inscripciones de nuestro dulce de leche utilizando la marca propia de un importador de Ciudad del Cabo. La idea es hacer la base en Sudáfrica y desde allí acceder también a Botswana y Namibia”, explicó Videla.

Antes de llegar a África, la chía, una semilla originaria de América Central y muy demandada por ser una de las especies vegetales con la mayor concentración de ácido graso alfa linoléico omega 3, ya contaba con antecedentes de comercio exterior en la cooperativa. Estados Unidos, Canadá, Europa, Nueva Zelandia e India ya habían recibido el producto elaborado en el país y exportado por Capyc.


“Con la chía le damos soporte y capacitación técnica a productores; ellos la siembran y una vez cosechada desde la cooperativa nos encargamos de procesarla en distintas plantas, en función si el cultivo es orgánico o convencional, y le damos calidad de exportación para diferentes clientes que ya tenemos”, explicó Videla.

La operatoria se hace a través de contratos comerciales firmados con anticipación, con importadores que se encargan de colocar la producción en cadenas minoristas con precio prefijado. El mismo esquema, de asociación con los productores también se da en el garbanzo y el poroto, en los que participan productores de Córdoba, Salta, Santiago del Estero, Tucumán y Entre Ríos.

En carpeta

El interés de importadores africanos por adquirir a la cooperativa aceite de soja desgomado haría que el derivado de la molienda de la oleaginosa pase a integrar su cartilla exportadora. “Compraremos el producto a las industrias locales y los envíos se harán en flexitank que pueden transportar hasta 22 toneladas de producto”, anticipó Videla.

En una estrategia para darle más valor agregado al garbanzo, y defender mejor su precio en el mercado internacional, la cooperativa inició las pruebas y los ensayos para elaborar harina de garbanzo. Según el encargado de Negocios Internacionales, el destino sería Estados Unidos y los países del Mercosur, tanto para la alimentación humana como para la nutrición animal en función de la calidad obtenida.

Quinua

Acuerdo con productores

La cooperativa evalúa exportar la semilla milenaria.

A través de un acuerdo con grupos de pequeños productores del norte del país que trabajan bajo el sistema cooperativista, Capyc impulsará la exportación de quinua, otra semilla milenaria que gana interés en el comercio mundial. Para desarrollar este proyecto y consolidar los existentes, la cooperativa participará a comienzo de año en dos ferias mundiales: en febrero en Europa y en marzo en Estados Unidos.

Fuente: La Voz

Gran Bs. As.

Francisco Madero 875 Depto. A

Villa Sarmiento - Buenos Aires Argentina

TE: 5411 5430-2390.

Capital Federal

Azopardo 770 P18 Of 13

CABA - Buenos Aires Argentina

TE: 5411 5430-2390