Suba histórica para uno de los principales productos de exportación de Argentina

En medio de una fuerte demanda del sector de los biocombustibles a medida que se levantan las restricciones por Covid, los futuros del aceite de soja en Estados Unidos alcanzan máximos históricos, superando los precios máximos de 2008.

Suba del aceite de soja
Cabe señalar que el aumento de los precios de los aceites vegetales está contribuyendo a los precios mundiales de los alimentos más altos en más de una década, elevando los costos de alimentación del ganado para las productoras de carne y amenazando el potencial de los biocombustibles para ayudar a los gobiernos a cumplir los objetivos de emisiones climáticas.

"Es claro y evidente el aumento del aceite de soja en Estados Unidos", destaca el economista Jorge Ingaramo, quien aclara que esta suba no alcanza al aceite de girasol de Róterdam. "Estamos con un petróleo en precios altos que justifican la industrialización del aceite de soja como biocombustible", explica. "Se reanuda actividad hoteles, restaurantes y fast food en Europa", señala haciendo referencia a la recuperación del barril Brent y WTI.

En este sentido, la relación stock/consumo de todos los aceites pasó de 11,1 a 10,5% entre las últimas dos campañas.

En CBOT, los contratos de aceite de soja para nuevas cosechas registraban ganancias aún mayores, respaldados por las preocupaciones de que los suministros seguirán siendo escasos si la cosecha de la cosecha de soja que se está sembrando actualmente en el medio oeste de Estados Unidos enfrenta clima adverso.

Reuters repasa que los futuros del aceite de soja han aumentado un 71,3% este año debido a la disminución de los suministros de soja que ha dejado a los usuarios finales luchando por mantenerse al día con la demanda mundial de alimentos, y mucho menos de combustibles más ecológicos como el diesel renovable.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) pronosticó que los suministros mundiales de soja caerán un 10,3% a un mínimo de cinco años de 86,55 millones de toneladas en septiembre.

En este sentido, la situación de las existencias presiona a los precios en los próximos meses, ya que los procesadores luchan por encontrar suficientes suministros para mantener las plantas que procesan la soja en aceite y harina en los niveles deseados.

Empresas, incluida la comercializadora estadounidense de productos básicos agrícolas Cargill Inc, han anunciado planes para invertir en una mayor capacidad de procesamiento de soja, pero el aumento del procesamiento depende de una mayor disponibilidad de granos.

"Si las tasas de procesamiento no siguen el ritmo, las cosas se pondrán un poco ajustadas en el balance en agosto", dijo Terry Reilly, analista senior de materias primas de Futures International. "Todo depende de las ventas del productor y de la disponibilidad de soja".

Fuente: Agrofy

Gran Bs. As.

Francisco Madero 875 Depto. A

Villa Sarmiento - Buenos Aires Argentina

TE: 5411 5430-2390.

Capital Federal

Azopardo 770 P18 Of 13

CABA - Buenos Aires Argentina

TE: 5411 5430-2390