Cómo podría la Argentina beneficiarse con un acuerdo similar al de Australia y la India

Australia y la India han firmado un acuerdo de comercio por el cual habrá menores tarifas para exportaciones y se crearán nuevas oportunidades de empleos y empresas. Se eliminarán tarifas para la carne de oveja, dando un impulso a las exportaciones australianas que ya representan el 20% del mercado de la India. También se eliminarán o reducirán tarifas a la lana, y muchos otros productos, como paltas, cebollas, porotos, cerezas, pistachos, frutos rojos, almendras, lentejas, naranjas, mandarinas, peras, damascos, frutillas y sigue la lista. Adicionalmente, se trabajará en forma conjunta para apoyar la gigantesca demanda de alimentos de la India. También para la India habrá notables ventajas para participar del mercado australiano.

Es importante porque la Argentina puede producir muchos de los productos que negocia Australia. Muy claramente: la oportunidad para Australia podría ser también para la Argentina, si pudiéramos producir en las mismas cantidades y calidades. Faltaría el nada pequeño detalle de gozar de un acuerdo similar que redujera los aranceles y que trabajemos intensamente en reducir nuestros costos logísticos.

Esa falta de acuerdos es un tema persistente en la Argentina, que casi no tiene ninguno firmado.

Esa falta de acuerdos es un tema persistente en la Argentina, que casi no tiene ninguno firmado. El principal es Mercosur y tiene serias limitaciones. Por otra parte, en Mercosur somos economías con fuertes similitudes en producción, por lo que las exportaciones sólo pueden crecer si hay mayor eficiencia que en el resto de los países. Mercosur actúa hasta ahora más bien como una defensa conjunta o protección compartida entre países, o como desviación de comercio, más que como creación de comercio. Este tema podría ser superado con beneficios para todos los firmantes si se atendiera el comercio como un tema global y no solamente interregional.

Al mismo tiempo, los terribles problemas de cuellos de botella del último año, acentuado por el cierre –transitorio– del puerto de Shanghái, han encarecido y dificultado muchas operaciones de comercio exterior. Ante ese panorama, la Argentina debería haber facilitado todo tipo de trámites y agilizar sus procesos, en lugar de imponer restricciones adicionales.

Por la oportunidad con los commodities solemos concentrarnos en la relación con China, dado su poderío como comprador, relegando una relación con la India, que tiene una gran contribución actual y potencial con Latinoamérica. Mientras que China invierte fundamentalmente en industrias extractivas, India tiene impacto notable en industrias manufactureras y servicios. Hay diversas formas en las que India ha potenciado su relación con nuestra región y nuevamente Argentina va un pasito atrás. La India invierte en industria automotriz, farmacéutica, IT, y tiene un alto nivel de empleo directo en la región, a diferencia de China que compra nuestros productos pero no tiene generación de empleo propio directo. En un caso las inversiones son decisiones más bien políticas y en el otro son más bien fruto de relaciones comerciales con cámaras y misiones comerciales.

Para que nuestro comercio exterior pueda crecer son necesarios muchos elementos, pero no todos son económicos. Tampoco debemos esperar a que los problemas macroeconómicos estén solucionados para empezar a pensar en crecer y diversificar nuestras actividades.

La visión de quienes pueden ser socios estratégicos no debiera limitarse a convenios políticos sino que los aspectos diplomáticos, la complementariedad entre los países y la voluntad de invertir debería ser un tema de importancia mayúscula.

Fuente: La Nacion

Gran Bs. As.

Francisco Madero 875 Depto. A

Villa Sarmiento - Buenos Aires Argentina

TE: 5411 5430-2390.

Capital Federal

Azopardo 770 P18 Of 13

CABA - Buenos Aires Argentina

TE: 5411 5430-2390