Importaciones: el 87% responde a insumos y maquinaria

El récord histórico de importaciones que arrojó mayo y la dificultad que atraviesa el Banco Central para acumular reservas, ponen en el eje de la discusión a la administración del comercio. Sin embargo, los datos oficiales reflejan un crecimiento constante del porcentaje de insumos y bienes de capital sobre el total de las compras al exterior. Estos dos rubros tocaron su techo histórico del 87% en abril pasado. En contraposición, caen los bienes finales y los vehículos terminados que explican solo el 13%.

De acuerdo a datos oficiales a los que pudo acceder Ámbito, la curva de importaciones de bienes finales sobre el total de las compras al exterior viene descendiendo de forma pronunciada durante la gestión de Alberto Fernández. En 2015 esta categoría representaba el 16,8%, luego entre 2016 y 2019 saltó al 20,5%, a mediados del año pasado volvió a rondar el 15% y en abril del 2022, último registro disponible, tocó el pico histórico de la serie: 13%.

Este fenómeno se da en paralelo al crecimiento neto de las importaciones. Lo que refleja una mayor aceleración de los insumos, que ya representan el 87% del total, por sobre los bienes finales. El dato no es menor, ya que estos últimos son los que principalmente están regulados por las licencias no automáticas que dependen del Ministerio de Desarrollo Productivo.

No obstante, desde esa cartera aseguran que "las licencias no automáticas son una herramienta de política industrial, no de acumulación de reservas". Es decir, que esta barrera se debería aplicar en función de que el producto en cuestión cuente con fabricación local competitiva que aporte a la generación de empleo y al desarrollo local y no basado en un criterio de escasez de divisas.

Con este escenario, en el Ministerio de Economía señalan que el crecimiento económico demanda más dólares y que el salto los precios de la energía potencia ese fenómeno. De todas maneras, reconocen que el foco de la coordinación está puesto sobre las licencias automáticas, en donde creen que opera un componente especulativo motorizado por la brecha cambiaria. Firmas que adelantan compras y se sobrestockean apostando a un salto devaluatorio.

La semana pasada, el jefe de Gabinete Juan Manzur confirmó que el Gobierno analiza medidas para frenar el drenaje de divisas vía importaciones. Ayer, el ministro de Economía Martín Guzmán descartó la posibilidad de que se aplique un “super cepo”, aunque sostuvo: “el gobierno nacional va a actuar para que no tenga lugar ningún tipo de especulación que se dé en un contexto donde hay brecha cambiaria”.

Por el lado de la cartera que desde el jueves pasado conduce Daniel Scioli, apuntarán a darle dinamismo a los fabricantes locales para impulsar la sustitución de importaciones. En ese Ministerio hay dos planes de financiamiento con recursos para ese fin, el de Parques Industriales y el de Desarrollo de Proveedores. En el entorno del ex gobernador de la Provincia de Buenos Aires señalan que “la sustitución de importaciones es un tema en el que trabaja desde hace tiempo, incluso lo hizo en su paso por la embajada de Brasil y forma parte los ejes de su gestión”.

“Sintonía fina”, así definen en el gabinete económico a la coordinación que se deberá llevar adelante para que la disminución de compras al exterior no frene la actividad. El número mágico es u$s 6.500 millones. Creen que con ese nivel de importaciones mensuales debería alcanzar para sostener el crecimiento y acumular las reservas netas que se pautaron con el Fondo Monetario Internacional.

Fuente: Ambito

Gran Bs. As.

Francisco Madero 875 Depto. A

Villa Sarmiento - Buenos Aires Argentina

TE: 5411 5430-2390.

Capital Federal

Azopardo 770 P18 Of 13

CABA - Buenos Aires Argentina

TE: 5411 5430-2390