El presidente de la Asociación de Productores de Arándanos de Tucumán (APRATUC), Francisco Estrada, destacó el crecimiento del mercado de arándanos, principalmente de los orgánicos biodinámicos, que se exportan cada vez más al mundo.

Además de APRATUC, Estrada es el presidente de KingBerry SA, la única firma argentina que vende esta variedad y que a esta altura del año es también la única proveedora a nivel internacional.

“En 2005 empezamos con las primeras plantaciones y hoy ya contamos con más de 100 hectáreas bajo producción orgánica. Inclusive incursionamos en la biodinámica y el año pasado obtuvimos el certificado definitivo, cuyo beneficio es económico comercial, dado que nos abrió a un mercado muy específico”, le contó Estrada a Infocampo, en el marco de las Jornadas PROD, que la Organización Internacional Agropecuaria (OIA) realizó a principios de este mes.

Según Estrada, la producción de arándanos es un negocio en la actualidad, pero hay que hacerlo “inteligentemente”.

“Con un manejo diferenciado se podrá avanzar correctamente y obtener buenos resultados. KingBerry tiene un concepto de integración total, porque sino uno puede fundirse. Trabajamos con comercio justo, orgánico y biodinámico para diferenciarnos, además de contar con empaque, manejo del frío y exportación propias. Asimismo, en frescos, este año tenemos distribución en Estados Unidos y en 2019 abriremos la empresa en Europa. En congelados, hicimos una inversión en la planta para ampliar sus capacidades, y ya somos un jugador en el mercado para darle salida a esa fruta que no se exporta como fresco”, detalló.

Consultado acerca del consumo interno, el directivo explicó que desde 2017 las cámaras del sector llevan adelante “una fuerte campaña” para aumentarlo, y ya notan avances. “En Argentina hay mucho por hacer en ese sentido. La gente se suma a las acciones que hacemos para promocionar la fruta. En las góndolas cada vez hay más dulces y jugos de arándanos. Este último es un boom, tiene mucha salida. Lo orgánico también crece, aquí y a nivel mundial”, señaló.

LA APERTURA DE CHINA
Estrada contó que realizó gestiones desde APRATUC para la inspección de cara a la apertura al mercado chino, que se concretó semanas atrás.

Si resaltó al hecho como una “buena noticia”, también hizo referencia a los altos los aranceles de importación de China, que alcanzan el 30%. “Ese es el principal problema a resolver. Perú y Chile tienen el 0% y debemos competir con ellos. A eso se le suman las retenciones: es decir, tenemos el 30% para entrar y cerca del 12% para salir. Estamos a 42 puntos de distancia con un chileno o un peruano. Ni China ni nuestro país ayudan”, lamentó.

De todos modos, aseguró que hay optimismo y remarcó que desde el rubro confían en que “en algún momento esto se va a resolver”. “Esperamos trabajar en conjunto con Cancillería para que traten de bajar aranceles”, agregó. En cuanto al tema interno de las retenciones, aclaró que aguardan “que sean transitorias y se eliminen”.

LA VISITA DE MACRI A KINGBERRY
En agosto pasado, el presidente de la Nación, Mauricio Macri visitó el campo de KingBerry en el sur de San Miguel de Tucumán.

“Fue impactante. No conozco en la historia de Tucumán que un presidente vaya a un campo agropecuario, sí a visitar escuelas o la ciudad. Fue sumamente reconfortante, uno se siente escuchado, por más que después pasen otras cosas”, destacó Estrada.

El empresario aclaró que en la firma “no sabían de su visita” y que fue “una sorpresa”. “Se ve que esa es la modalidad. Ese día Macri apareció junto al gobernador de Tucumán, Juan Manzur. Y la verdad que caminar con uno de cada lado fue impresionante. Esto le dio mucha difusión al sector”, consideró.

Fuente: Infocampo

La Argentina es el principal exportador mundial de maní de calidad y de aceite manisero, con ventas al exterior por unos US$ 900 millones anuales.

El bajo consumo interno le permite al país exportar cerca del 95% de lo que produce, siempre con agregado de valor.

El director ejecutivo de la Cámara Argentina del Maní (CAM), Edoardo Fracanzani, dijo a la agencia NA que “en 2017 la exportación del maní argentino representó ingreso de divisas por 900 millones de dólares”.

“La industria argentina del maní se destaca debido a sus altos estándares de calidad, lo que le permite posicionarse como uno de los principales jugadores del comercio internacional”, explicaron en un informe el economista en jefe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), Julio Calzada, y el especialista Blas Rozadilla.

Alrededor del 90% del maní se produce e industrializa en la provincia de Córdoba, lo que lo transforma en una economía regional sumamente importante para esa jurisdicción, tanto a nivel de producción primaria, como de los sectores industrial y agroexportador.

Según datos de la CAM, el Sector Agroindustrial Manisero está conformado por 21 empresas agroexportadoras, entre las que se encuentran PyMEs y cooperativas de capitales nacionales, y sólo dos empresas extranjeras.

“Debe considerarse el valor económico en el aspecto que entre el 90 y 95% de lo que se produce se exporta”, aclaró a NA Fracanzani.

Otras provincias que participan en una medida mucho menor dentro de la cadena del maní son Salta, San Luis, La Pampa y Buenos Aires.
La CAM estima que el Cluster Manisero involucra cerca de 12.000 puestos de trabajo, directos e indirectos, en 13 localidades del interior cordobés.

En lo que respecta a la producción primaria, la Argentina se encuentra entre los diez principales productores de maní a nivel mundial, alternando entre el 9° y 10° puesto con Senegal, y promediando, según el USDA, el millón de toneladas en caja o vaina durante las últimas cinco campañas.
Datos de la CAM indican que en la 2017-2018, la producción de maní en grano cayó, por la sequía, cerca de un 26% respecto del ciclo previo, a partir de una pérdida en los rindes del orden del 29,4%, la superficie sembrada había crecido 5,2%.

De cara a la próxima campaña, desde la misma entidad evalúan una reducción del área sembrada del 16% respecto del ciclo inmediato anterior, pasando de 423 mil a 355 mil hectáreas.
La cadena sufriría un recorte de $717 millones en concepto de reintegros.

En los últimos años la producción media nacional fue de 1,05 millones de toneladas al año, de las cuales se exporta el 95%, un 50% a la comunidad europea y el otro 50% a cerca de un centenar de países.
Las exportaciones de aceite de maní se han mantenido e, incluso, mostraron un leve aumento.

Fuente: El Libertario

La importación de porotos de soja en las aduanas santafesinas, en los primeros ocho meses del año, representó el 42,5% del total de importaciones. Paraguay se convirtió, en ese período, en el principal proveedor de la provincia de Santa Fe y dejó a Brasil en segundo lugar.

Los datos surgen del informe “Importaciones por aduanas de la provincia de Santa Fe”, correspondiente al período enero-agosto de 2018, elaborado por el Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (Ipec).

Ese estudio analiza la composición de las importaciones realizadas en las cinco aduanas que funcionan en la provincia (San Lorenzo, Rosario, Villa Constitución, Santa Fe y Rafaela) y aporta un dato extra: desde la apertura del comercio exterior decida por la gestión de Mauricio Macri, las importaciones crecieron un 80,5% en la provincia de Santa Fe.

Entre enero y agosto del año en curso, las importaciones registradas en las cinco aduanas de Santa Fe alcanzaron un valor de 3.728,7 millones de dólares, lo que implica un incremento del 46,1% respecto del mismo período del año anterior.

Durante los primeros ocho meses del año, los volúmenes importados, medidos en toneladas, crecieron un 81,8%. Pero las importaciones medidas en precios mostraron una reducción promedio del 19,6%. Se importan más cantidades a precios más baratos.

 

Más soja

El principal producto importado por las aduanas de la provincia durante el período enero-agosto fueron porotos de soja sin procesar por 1.585,4 millones de dólares, lo que representa una participación del 42,5% en el total de las importaciones provinciales.

El aumento de la importación de soja se explica por dos motivos: por un lado, la sequía que afectó a todos los cultivos y provocó la pérdida de 20 millones de toneladas de soja durante la última campaña (y 10 millones de toneladas de maíz); por el otro, la gran capacidad instalada con la que cuenta el complejo oleaginoso del sur provincial, que no alcanza a abastecerse con la producción local y requiere de materias primas importadas.

En segundo lugar se ubican los automóviles de cilindrada mayor a 1.000 cm3 e inferior a 1.500 cm3 para el transporte de personas, cuyos valores importados fueron de 289,5 millones de dólares y representaron el 7,8% del total.

El tercer producto más importado fueron los minerales de hierro aglomerados con un valor de 129,9 millones de dólares, que comprendió el 3,5% de las importaciones de la provincia.

Completaron la lista de los diez principales productos: máquinas, aparatos y artefactos de cosechar o trillar (con un 1,6% de participación), fosfato monoamónico, incluso mezclado con fosfato diamónico (1,5%), tractores (1,3%), cajas de cambio para vehículos automóviles (1%), partes y accesorios de automóviles (1%), abonos minerales o químicos (1%) y partes y accesorios de carrocería de automóviles (0,9%).

 

Una por una

La Aduana de San Lorenzo es la más importante en términos de montos importados, desde donde ingresaron productos por 1.778,3 millones de dólares durante el período analizado: un 126,1% superior a lo registrado el año anterior.

Segunda en importancia se ubica la Aduana de Rosario, que en términos interanuales incrementó un 9,2% sus valores importados (1.701,9 millones de dólares).

San Lorenzo y Rosario siguen siendo las aduanas más importantes; muy lejos se ubica la actividad registrada en las otras tres: en Villa Constitución aumentaron las importaciones un 14,3% (174 millones de dólares), en Santa Fe cayeron 4,9% (40,1 millones de dólares) y Rafaela crecieron 156,8% (34,4 millones de dólares).

 

Los proveedores

Paraguay fue el principal origen de las importaciones provinciales, desde donde se importaron productos por 1.347,6 millones de dólares: un 197,9% mayor a lo registrado en el mismo período del año anterior. Su participación sobre el total de las importaciones fue de 36,1%.

Brasil se situó en el segundo lugar, concentrando el 30,2% de las compras al exterior. Las importaciones desde ese país crecieron 22,7% en términos interanuales.

En tercer lugar se ubicó China, con una participación del 7,9% del total. Las compras a ese país durante el período analizado se incrementaron un 2,7% respecto del año anterior.

Los primeros cinco puestos se completan con Estados Unidos, que registró una caída de 23,7%, y México, cuyos despachos a las aduanas santafesinas se incrementaron 28,1% en términos interanuales.

Estos países concentran el 84,9% de las importaciones ingresadas por aduanas de la provincia. Corea Republicana, Rusia, Alemania, Italia y Países Bajos completaron los diez principales proveedores.

Fuente:El Ciudadano

Es que, en Argentina, el 75% del total de arándanos que se produce se exporta como fruta fresca, mientras que se reserva el 10% para el mercado local para consumo del fruto fresco y el 15% para su industrialización para la producción de jugos, mermeladas y pastas congeladas para helados, yogur y repostería.

“Estamos muy contentos porque esta apertura es el resultado del esfuerzo articulado durante mucho tiempo con el Estado y el sector público-privado, para alcanzar un mercado con gran potencial y que representa una enorme oportunidad para nuestro sector. Sabemos que el arándano argentino resulta atractivo en el mercado chino por su sabor acidulado y dulce que es nuestro aporte diferencial y en ese sentido queremos apuntar a presentar un producto de alta calidad”, afirmó Bayá.

El ABC constituye más del 80% de las exportaciones de arándanos de nuestro país, nuclea a las cámaras regionales del sector, que son la Asociación de Productores de la Mesopotamia (APAMA), la Cámara Argentina de Productores de Arándanos y otros Berries (CAPAB), y la Asociación de Productores de Arándanos de Tucumán (APRATUC).

Fuente:Infocampo

Atrás quedó la época de Guillermo Moreno, ex secretario de Comercio Interior, como responsable de aplicar medidas que alejaron a nuestro país del mercado internacional, por la restricción que hubo a las exportaciones, y además porque se llevó adelante un plan de gobierno sin medidas de incentivos a la producción. Reconocida en todo el mundo por su calidad, la carne vacuna fue uno de los productos más perjudicados por las decisiones adoptadas por el kirchnerismo. De ser uno de los principales exportadores, Argentina pasó a ocupar el puesto 14 del ranking de exportadores.

Hoy a casi tres años después de ese momento, el escenario es muy diferente. El actual gobierno aplicó una política exterior que permitió a muchos productos agropecuarios recuperar mercados que se habían perdido. A partir de esto, la carne vacuna se convirtió nuevamente en la gran protagonista.

A lo largo de esta semana, 28 empresas exportadoras de carne vacuna participaron de la Sial de París, la muestra de alimentos más importante del mundo. En dicho evento se ratificó que los exportadores no solamente mejoraron el estado de ánimo, sino también los negocios. Esto le permitió a nuestro país retomar el protagonismo en el mundo de la carne y ya existen proyecciones que muestran un escenario para 2018 con exportaciones que podrían superar las 500.000 toneladas equivalentes a res con hueso, con China como principal mercado, al cual se destinan más del 50% de las ventas de carne nacional.

 
 

Además, en París la delegación nacional ratificó que Rusia volvió al mercado, con compras que crecieron seis veces en el último año y que ya alcanzan el 12% del total exportado por Argentina.

Ranking de exportadores

Otra buena noticia para nuestro país a lo largo de esta semana, fue que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos aportó datos que muestran que Argentina en un solo año subió cuatro puestos del ranking de exportador de carne vacuna y recuperó el segundo lugar del Mercosur, detrás de Brasil. Según informaron este viernes desde la Secretaría de Gobierno de Agroindustria, la región en su conjunto aportaría este año el 32% del comercio mundial de carne bovina, cuando en 2017 esta cifra fue del 29%. Estos 3 puntos de incremento esperado para este año serían aproximadamente 457 mil toneladas equivalentes a res con hueso adicionales, de las cuales la Argentina contribuiría con el 45% de las mismas.

Las estadísticas de la Secretaría que conduce Luis Miguel Etchevehere, presentan exportaciones nacionales de carne vacuna en el tercer trimestre del año con promedio mensual de 50.263 toneladas equivalentes a res con hueso, registrando un total acumulado al mes de septiembre de 379.737 toneladas. Con estos valores, se estima alcanzar un volumen para el corriente año de 500 a 520 mil toneladas equivalentes a res con hueso, lo que ubicaría a nuestro país en el sexto lugar en el ranking de exportadores, compartiendo el puesto con Canadá.

En un comunicado de prensa, Etchevehere comentó que todo lo que se ha conseguido hasta el momento en materia de exportaciones de carne vacuna "es producto de las políticas del Gobierno Nacional a partir de las cuales se brindó previsibilidad y proyección internacional a uno de los sectores más competitivos de la economía. Este crecimiento se traduce en más empleo y más arraigo para cada uno de los rincones de nuestro país. Detrás de cada exportación hay una cadena compuesta por muchos argentinos que alcanzan mejores condiciones de vida".

Fuente: Infobae

El Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) concentra cerca de 15 millones de habitantes, casi un 30% del total de la población nacional. En esta región, se concentran importantes producciones de alimentos, tales como la horticultura y la apicultura.

Argentina se destaca entre los primeros tres países en el podio de los productores de miel a escala mundial. Por su calidad es un producto muy buscado en el exterior, tanto que el 90% de la producción se exporta casi en su totalidad a granel.

"Trabajamos mucho con los apicultores para que logren cada día un producto de mayor calidad; esto lo hacemos mediante acompañamiento técnico", aporta Gustavo Tito, director del INTA AMBA quien además especificó que en la provincia de Buenos Aires se produce el 75% de la miel de la Argentina.

Lee también: El mercado europeo vuelve a ser una oportunidad para los alimentos mendocinos

Por su parte, Alejandro Taladriz, técnico apícola del INTA Avellaneda, explicó que "debido a la densidad poblacional del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) es necesario tomar una serie de recaudos para un manejo adecuado y no generar conflictos entre el sector productivo y los vecinos".

Entre las recomendaciones de manejo urbano, Taladriz hizo hincapié en "contar con abejas de una mansedumbre demostrada, trabajar en determinadas horas, tener agua potable siempre disponible -para que las abejas no la busquen en viviendas cercanas-, poner barreras físicas para limitar su vuelo, tener un número controlado de colmenas".

Los apicultores del AMBA tienen en promedio unas 50 colmenas y cuentan con una conexión más directa con el mercado interno, ya que pueden comercializar sus mieles en el ámbito de cercanía. "Esto es una ventaja comparativa", aseguró el técnico apícola.

Lee también: Gobernadores buscan frenar la aplicación de impuestos a los biocombustibles

Es que, al poder fraccionar en origen, tiene valor agregado. "Entre otras cuestiones, puede tener siempre insumos como un tambor ya que es un envase que recarga, pero no lo pierde en una venta a granel y el precio fraccionado es casi el doble al de la venta por tonel en exportación", detalló el técnico apícola.

Para Tito: "Uno de los desafíos del INTA AMBA es otorgarle a la miel valor agregado teniendo en cuenta que nuestro país se estima un consumo de 250 gramos por habitante al año". Por esto los técnicos promocionan el consumo como forma de generar una mayor demanda e incremento del sector productivo con quienes compartimos las buenas prácticas.

A su vez, desde la experimental impulsan capacitaciones a fin de formar a los apicultores en la elaboración de diferentes cosméticos como gel base, jabón de miel y coco, crema base y otros con propóleos. Estos productos generan ganancias hasta un 70% más que con la venta de un frasco de un kilogramo de miel.

Abejas, benefactoras del ambiente y producciones cercanas

De acuerdo con los especialistas, la apicultura es un pilar de la biodiversidad mediante los servicios de polinización, al equilibrio de los ambientes y a los procesos de desarrollo local.

En este sentido, Lisandro Martínez, del Instituto de Prospectiva y Políticas Públicas del INTA, aseguró que la abeja como agente polinizador ofrece un servicio ecosistémico "muy significativo" que permite incrementar la cantidad y la calidad en las producciones hortícolas y frutícolas, además de ser un indicativo de un ambiente saludable.

De acuerdo con el técnico, ubicar los apiarios en predios de horticultores permite potenciar el servicio ecosistémico de la polinización, lo que permite incrementar los rendimientos en la producción de hortalizas y frutas en un 30%. Esto beneficia a ambos productores: los apícolas que encuentran un lugar en el AMBA; y los hortícolas que pueden aumentar su productividad.

Fuente: Agritotal

Detrás del plan están dos agroindustriales, de dilatada trayectoria, junto con sus hijos.
Crearon la empresa Castor Oil para producir aceite de ricino, que prevén vender al exterior.

Quienes se reúnen todas las semanas para jugar un “picado” de fútbol con sus amigos probablemente no sepan que la mayoría de los botines que calzan son elaborados con un plástico que tiene, como una de sus principales materias primas, el aceite de ricino.

Se trata de una planta que en general crece o se cultiva de manera silvestre, pero en Argentina quieren producirla de modo estandarizado, para luego moler sus granos y comercializar su aceite a nivel global.

El novedoso proyecto es encabezado por dos emprendedores cordobeses con un pasado de relevancia en la agroindustria nacional: Gabriel Ríos, hasta hace cuatro meses gerente en Terminal 6 (una de las mayores procesadoras de soja del país, propiedad en conjunto de Aceitera General Deheza y Bunge), y Carlos Torre, ex CEO de la unidad Agro de AGD.


Ambos crearon Castor Oil Argentina SA y están acompañados por sus hijos, Ignacio Ríos (presidente de la empresa), y Pedro Torre (director).
“Lo que queremos es producir aceite de ricino para exportación, con el objetivo de atender, en cinco años, al 10 por ciento del mercado mundial de este producto”, resumió Gabriel Ríos.

Para poder desarrollar el proyecto, en tres años los emprendedores ya reunieron un millón de dólares, luego de rondas de inversiones realizadas en las Bolsas de Comercio de Rosario y Córdoba. A eso se suman otros inversores privados que acompañan la idea.

Historia

La iniciativa comenzó hace siete años, cuando Ríos y Torres se contactaron con la empresa israelí Evogene, a través de su subsidiara Evofuel, que desarrolló variedades genéticas modificadas de semillas de ricino, para poder hacer una producción más estandarizada.

Allí comenzaron con las primeras pruebas de 25 variedades, hasta que se escogieron dos que tienen potencial en Argentina, sobre todo en zonas marginales, donde el atractivo para los productores puede ser mayor que el de sembrar los cultivos tradicionales.

“A nivel mundial, los principales proveedores son la India, en 90 por ciento; y Brasil, con el resto. Pero se cultiva de manera muy artesanal, en minifundios, con un procesos manuales. Nuestra apuesta es a producir de una forma más industrial, con siembra y cosecha mecánica”, explicó Ríos.

Añadió que el lugar elegido para instalar una planta de crushing (molienda) es Santiago del Estero. “Una de las ventajas que tiene esta planta es que resiste con mayor fortaleza condiciones de estrés hídrico, entonces puede ser una buena alternativa para zonas como esta provincia o el norte de Córdoba”, explicó.

El objetivo de Castor Oil es comenzar a construir la fábrica en 2020 y llegar a producir entre 80 mil y 100 mil toneladas anuales, para lo cual necesitarán entre 160 mil y 200 mil toneladas de grano (al molerlo, aproximadamente, el 45 por ciento se convierte en aceite). Como en promedio una hectárea arroja dos toneladas, necesitarán conseguir productores que siembren unas 100 mil.

“En cinco años queremos llegar a eso. Es una rampa de crecimiento agresiva, pero al mismo tiempo somos conservadores”, aseguró Ríos.

Con el aceite de ricino se produce un plástico denominado poliamida. Es un polímero con alta resistencia, impermeabilidad y ultraliviano, que se utiliza para la fabricación de artículos deportivos de alta performance (como botines o esquíes), para la elaboración de nailon destinado a la industria petrolera, o para cosméticos, lubricantes y pinturas, entre otros productos.

El secreto del negocio es que está concentrado en pocas empresas químicas demandantes; la más importante, Arkema, de Francia, que es a la que proveería Castor Oil.

“Ellos están buscando sustituir su provisión, que viene fundamentalmente de la India, por algo más sustentable desde el punto de vista del proceso. Ya vinieron a auditar nuestro proyecto; de todos los que evaluó, es el único que aprobó hasta ahora a nivel mundial”, destacó Ríos.

Fuente: LV

Se concretó en nuestra ciudad el Encuentro Nacional de Cámaras de Comercio Exterior, organizado por la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) en forma conjunta con la Cámara de Comercio Exterior de Jujuy en el marco de la 14° Edición de la Expojuy 2018.

Por Martín Miguel Llanos.- En la oportunidad los representantes provinciales analizaron la situación del sector frente al nuevo escenario económico del país y acordaron estrategias para fortalecer el comercio internacional.

Durante el cónclave “se trataron temas muy importantes para el país”, reveló el Jefe del Departamento de Comercio Exterior de la CAC, Andrés Traverso. En este sentido destacó “analizamos una serie de aspectos fundamentales relacionados con la actualidad de sector” y también “otros que se vienen para el futuro del comercio exterior que es muy importante para el desarrollo socioeconómico del país”.

El encuentro encabezado por el presidente de la Cámara de Comercio Exterior de Jujuy, Jorge Gurrieri, se llevó a cabo en Infinito por Descubrir y contó con la presencia de las máximas autoridades de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios. Algunos de los temas abordados fueron: Tópicos de coyuntura económica Nacional e Internacional y Problemáticas e inquietudes propuestas por las Cámaras de Comercio Exterior, entre otros vinculados al sector.

El ejecutivo de la entidad nacional también calificó de “altamente positivo” el balance del Seminario “Coyuntura actual y perspectivas del Comercio Internacional” realizado en las instalaciones de Infinito por Descubrir “el cual se vio desbordado por la cantidad de personas que asistieron al encuentro procedentes de las diferentes provincias del NOA”, destacó.

“Nos vamos sorprendidos por la convocatoria que tiene la Cámara de Comercio Exterior de Jujuy” y también “por la muy buena organización de la Expojuy que nos brindó el marco ideal para la realización de este encuentro nacional”, agregó. Asimismo destacó la presencia del gobernador Gerardo Morales en la apertura del seminario.

Durante el encuentro disertaron reconocidos especialistas del ámbito nacional sobre temas relacionados al panorama actual del comercio exterior y la proyección de la región NOA, zonas francas, producción agroindustrial, entre otros temas vinculados a este importante sector de nuestro país.

Fuente: Pagina Central

El limón argentino de exportación cerró una exitosa campaña 2018, con mayores volúmenes, calidad certificada y nuevos destinos conquistados, como Estados Unidos, hacia donde se enviaron 11 mil toneladas, según informó este miércoles la Asociación Citrícola del Noroeste Argentino (Acnoa), que trabaja por la apertura de nuevos destinos de exportación. 

La entidad dijo que la calidad del limón fue "superior a temporadas anteriores. La meteorología se conjugó con un aumento en la frecuencia de los controles de calidad". 

Este año, aprobó la auditoria de la consultora internacional SGS para la certificación de la norma ISO 9001-2015, más exigente aún que la versión 2008. "La calidad es, tal vez, lo más apreciado por el cliente y el principal objetivo a cumplir por el proveedor. Tener el aval de la norma ISO 9001-2015 es tranquilizador para ambas partes. Nos incentiva a superarnos día a día, campaña a campaña", señaló Francisco Rotella, de la compañía Citrusvil.

Por último, el limón argentino regresó a Estados Unidos luego de 17 años y comenzó a exportarse satisfactoriamente durante esta campaña 2018. El volumen enviado fue de 10.640 toneladas y las responsables fueron 13 empresas originarias de Tucumán, la provincia norteña líder en la producción de limón que ahora tiene abierto además el mercado japonés para el limón argentino.

Fuente: BAE

Los productores marplatenses Juan y Leandro Pérsico, de la empresa familiar Papasud S.A., concretaron un nuevo envío de papa semilla a Vietnam, luego del primer embarque que se produjo en agosto pasado, tras 12 años, en el Puerto de Mar del Plata.

En esta oportunidad, exportaron siete contenedores con 161 toneladas de papa semilla, que se utilizarán para producir más papa semilla y en 2020, luego de sembrarse y cosecharse en el país asiático, se transformarán en 6.000 toneladas de papas para uso industrial, más precisamente para producir papas fritas de la marca Lay’s en Vietnam.

El negocio se concretó a través de PepsiCo Argentina, dado que Papasud es proveedor de la compañía agroindustrial, que hace cinco años consecutivos que establece el vínculo entre los productores locales y la filial en Vietnam.

En nuestro país, PepsiCo compra anualmente en promedio 50 mil toneladas de papa, de las cuales, más del 80% proviene de las zonas de Balcarce, Tandil y Otamendi, que se encuentran cercanas a la planta que la compañía posee en Mar del Plata y que recientemente fue ampliada en 7.490m2 cubiertos y seis líneas de producción, que permitieron aumentar en aproximadamente el 80% la capacidad productiva de snacks salados.

Fuente: Infocampo

Página 1 de 27

Gran Bs. As.

Francisco Madero 875
Villa Sarmiento, Buenos Aires.
TE: 5411 5430-2390.

Capital Federal

Alicia Moreau de Justo 1120 -

3 Piso of. 306 "A".

TE: 5411 5279-4741