Según datos oficiales de la Secretaría de Agroindustria, las exportaciones de productos lácteos aumentaron 24,3% en volumen y 18,4% en valor entre enero y agosto de este año, en comparación con igual período de 2017.

En números concretos, Argentina comercializó 170.266 toneladas de lácteos a un valor total de US$ 519,4 millones en los primeros ocho meses del año.

MÁS INFORMACIÓN
Una firma invirtió US$ 28,7 millones para ampliar su planta de alimentos en Mar del Plata
Se trata de PepsiCo, que inauguró 7.490m2 cubiertos y seis líneas de producción para elaborar más snacks salados. Estuvieron funcionarios y productores de papa, maíz y avena.

Citrícolas advierten que los juicios laborales llegan hasta los $5 millones y piden una reforma laboral
"Están dejando a la mayoría de los productores afuera del sector", le explicó a Infocampo el vicepresidente de Fecier, Dante Grigolatto. Los reclamos de un sector que pierde cada vez más hectáreas pese a la apertura de mercados externos.

Los productos más vendidos en volumen fueron leche en polvo entera (42%), suero (21%), mozzarella (11%), leche en polvo descremada (7%) y quesos de pasta semidura (5%), al tiempo que se registró una mejora en la performance de los quesos de pasta dura, semidura y fundido, manteca, leche en polvo entera y mozzarella.

En tanto, los principales destinos fueron Brasil, con el 28% de participación; Argelia, con el 22% y un crecimiento exponencial del 502% en compras de leche en polvo entera; y China, con el 9%, que se posicionó como el mayor importador de suero.

“Estamos convencidos de que la recuperación de la lechería viene de la mano de la exportación y debemos consolidar el camino iniciado respondiendo a la demanda del mercados que esperan nuestros productos, que se distinguen en el mundo entero por su calidad”, expresó Luis Miguel Etchevehere, titular de Agroindustria.

Fuente: Infocampo

Las voces suenan exultantes desde el otro lado del mundo. Esta semana, mientras en Argentina la realidad era protagonizada nuevamente por los vaivenes del dólar, desde China se comunicaron buenas nuevas en el largo camino al supermercado del mundo. La carne vacuna, que hasta ahora tenía permiso para ingresar a ese país sólo congelada, por un valor de US$ 4.000 por tonelada, ahora podrá acceder también enfriada y con hueso, lo cual eleva los valores a cortes de entre US$ 11.000 y US$ 19.000. El secretario de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, y el embajador Diego Guelar, líderes de una delegación que también integró el presidente de Senasa, Ricardo Negri, entre otros, transmitieron la importancia de este paso en el posicionamiento internacional de los productos argentinos.

La habilitación de 28 frigoríficos, 5 más de los 23 que podían exportar a China carne congelada, fue un corolario positivo del protocolo que Argentina y China suscribieron en mayo pasado, previo acuerdo en enero. Al respecto, Etchevehere destacó ante Clarín la consolidación de las relaciones bilaterales con China y subrayó que "este es un paso muy importante que profundiza el vínculo entre nuestros países, en el cual venimos trabajando en forma coordinada con funcionarios de la Secretaría de Comercio, Cancillería y la Embajada argentina en China".

El titular de Agroindustria de la Nación señaló que "de nuevo la carne, nuestro producto emblema, nos aporta buenas señales para nuestra economía al incrementar las posibilidades de exportación al principal mercado del mundo. Argentina es un proveedor confiable y la carne es una oportunidad grande para el crecimiento de la agroindustria".

El Embajador Guelar resaltó que "en el primer semestre de 2018 las exportaciones de carne vacuna argentina a China han aumentado un 119% en comparación a igual período del año pasado. Argentina ya ocupa el 20% de las importaciones chinas de carne vacuna y China compra a su vez el 55% de las exportaciones de carne nacionales".

Los funcionarios destacaron que ahora viene el desafío de efectivizar en ventas el permiso conseguido. Para ello confían en la nueva campaña de marketing y publicidad que inició el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) la semana pasada misma, puntapié inicial de acciones sostenidas con las cuales se espera incrementar el posicionamiento en un mercado aún manejado por fuertes competidores, desde Australia a Estados Unidos y Brasil.

"Estamos hablando de nichos con poder adquisitivo en dólares que ahora podremos captar. Habrá que ganarlos, pero tenemos con qué, basados en el talento argentino para lograr la mejor carne del mundo tras 100 de mestización. Por esta vía, a Argentina se puede consolidar como supermercado del mundo, ampliando la oferta de productos nacionales, en este caso, a China. Esto se traduce en más empleo para los argentinos y abre nuevas oportunidades de inversión en el corto plazo”.

El secretario dio cuenta también que "de la mano de la carne, también se avanzó en las negociaciones para la apertura de mercados para carne de cerdo y menudencias, teniendo en cuenta los nuevos escenarios sanitarios. Asimismo, se acordó un método de trabajo entre los organismos sanitarios, para seguir avanzando en forma ágil en la habilitación de nuevos establecimientos en el corto plazo.


Además, se llevó a cabo la firma de los protocolos sanitarios para la exportación de semen y embriones bovinos hacia China. Al respecto, Etchevehere indicó que "estamos exportando inteligencia y valor agregado por nuestra genética bovina. Son 100 años de selección ganadera en nuestro país".

Como un tercer eje de gestiones, se fijaron prioridades de trabajo con miras a la visita de Estado que hará el presidente chino, XI Jinping, a Buenos Aires, en el marco de la reunión de líderes de G20, en noviembre. Para entonces, se prevé que Xi Jinping y Maurio Macri firmen una serie de protocolos que incluiría un acuerdo de doble vía para comercializar carne de cerdo, como el acceso de cerezas, miel, caballos en pie, y el acceso de ovinos y caprinos de la Patagonia al mercado chino.

La carne congelada vale 4.000 dólares por tonelada y la enfriada oscila entre 11.000 y 19.000 dólares por tonelada.

Asimismo, el secretario Etchevehere planteó la agenda de negociaciones para seguir avanzando en el acceso de nuevos productos argentinos, entre los que se incluye harina de soja, nuez pecán, trigo, sorgo y limones.

Otros avances

Otro avance representó el encuentro de trabajo entablado con SINOGRAIN, principal importadora de granos del país asiático, en el cual la firma manifestó su voluntad de continuar incrementando las adquisiciones en Argentina, para alcanzar en la campaña de 2018/19 la compra de 2 a 3 millones de toneladas de porotos de soja, y 300 a 400 mil toneladas de aceite de soja. En ese sentido, vale destacar las actividades promocionales que hará la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA-CEC), con apoyo de la Embajada Argentina en China.

Además, Etchevehere y Guelar participaron del lanzamiento B20 Argentina en el que estuvieron presentes importantes empresas chinas que visitarán nuestro país en los próximos días.

Fuente: Clarín

Los actuales excedentes de producción de gas en la cuenca neuquina, (con origen en Vaca Muerta) juntamente con la disponibilidad de grupos de generación térmica eficiente en el sector eléctrico, permitieron a Cammesa presentar una oferta de exportación de energía a precios competitivos al sistema eléctrico brasileño, según informó hoy el Ministerio de Hacienda.

La propuesta de Cammesa, añade el comunicado, fue superadora a otras según los procedimientos del ONS (Operador Nacional Del Sistema Eléctrico Brasileño), quién tiene a su cargo la operación y el despacho eléctrico en el país vecino. Si bien anteriormente Argentina había realizado exportaciones de energía a Brasil, esas habían tenido el carácter de “devoluciones” por importaciones de emergencia realizadas por nuestro país.

Las ofertas se realizaron de acuerdo con los protocolos existentes divididos en dos bloques de 300 MV valorizadas en 90 y 85 U$S/MWH cada uno. Ambas cuentan con una validez inicialmente para la semana operativa de Brasil que va del 22 al 28 de septiembre, pero se espera también poder mantener esa competitividad en las subsiguientes, añade el comunicado oficial.

El gas utilizado es parte de los excedentes de gas en la cuenca Neuquina que no pueden reemplazar la importación de gas desde Bolivia en la zona norte del país, por razones técnicas vinculadas a la capacidad de transporte de dicho fluido.

Por este motivo, son utilizados en la producción de energía eléctrica en la zona sur/sureste del país y, mediante la red eléctrica de alta tensión, lleva la oferta de energía a la localidad de Garabí. Esta localidad se encuentra al sur de Posadas, sobre el Río Uruguay, y es el nodo de frontera del sistema eléctrico argentino y punto de ingreso al brasileño.

Agrega la información oficial que no solo necesaria la disponibilidad del gas y de la presencia de los generadores disponibles, sino también es fundamental contar con un marco legal binacional dentro del cual se le permita a CAMMESA y a ONS realizar esta operación.

Este ámbito fue creado por el compromiso de los gobiernos de ambos países en permitir dicha actividad como una forma de complementarse para brindar un mejor y más eficiente servicio eléctrico en cada país, posibilitando los intercambios en períodos de excedentes de un sistema al otro cuando resulte conveniente para ambos sistemas.

Esta transacción le permite a la Argentina evitar el cierre de pozos de gas con las pérdidas que ello implican en la eficiencia de la explotación, preserva equipos y puestos de trabajo y posibilita continuar reduciendo los subsidios por capacidad al sistema eléctrico.

Fuente: Telam

La exportación de vinos creció en agosto 51,2% en volumen, con 364.372 hectolitros (hl) vendidos, y 7,4% en dólares facturados respecto del mismo mes del año anterior, lo que representó un ingreso de divisas superior a los U$S 92 millones. Los datos surgen del último informe sobre "Comercialización de vinos y montos en el Mercado Externo" que elaboró el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

Según la entidad, si se compara julio con el octavo mes de 2018, se observa una suba del 45,8% en el volumen exportado y del 13,8% en el Valor FOB (Free On Board, según las siglas en inglés, lo que se refiere al valor de venta en su lugar de origen más el costo de los fletes, seguros y otros gastos necesarios para hacer llegar la mercadería hasta la Aduana de salida). En tanto, el volumen acumulado de vinos exportados de enero a agosto tuvo un crecimiento de 10 puntos porcentuales en comparación con el mismo período de 2017, mientras que los montos comercializados fueron 2,7% mayores.

De acuerdo al trabajo del INV, los vinos varietales representaron en agosto el 54,5% del volumen exportado (198.618 hl) con una participación del 85,1% en lo que respecta a la generación de dólares por ventas externas. En segundo lugar se ubicaron los vinos sin mención varietal con el 44,4% (161.638 hl), aunque en este caso el porcentaje de divisas en el total es menor a los 13 puntos.

Vino argentino

 

Los vinos varietales tuvieron el mes pasado un comportamiento levemente a la baja en relación al año pasado con exportaciones que registraron una disminución del 3,6% en volumen; sin embargo, registraron un aumento del 0,9% en el valor FOB. Casi nueve de cada diez litros vendidos correspondió a fraccionados, lo que se tradujo en una baja del 4,5% respecto al mismo mes de 2017. Las ventas en envase botella representaron casi la totalidad (99,4%). El resto de los varietales (10,7%) fue comercializado a granel (transportado en contenedores para luego ser envasado en el destino de exportación), lo cual representa una suba del 4,9% respecto al octavo mes del año anterior.

El INV señaló a EE.UU. (30,3% de participación), Reino Unido (11,7%), Canadá (8,8%), Brasil (8%), y China (4,3%) como los cinco principales compradores. Si bien el Gigante Asiático quedó en quinta posición de este grupo, fue el que mayor recorrido tuvo en agosto entre un año y otro, con un crecimiento del casi 100% en las adquisiciones, pasando de 3.373 hl a 6.739 hl con ventas por unos U$S 3,7 millones, todo en botellas, al igual que el caso brasileño.

Aunque incipiente, la plaza china es de gran interés para las bodegas nacionales que buscan potenciar la presencia argentina a través del trabajo de acciones oficiales que realiza la Embajada y sitios de venta on-line como la empresa Alibaba, el mercado electrónico más grande del Mundo cuya facturación anual asciende a los U$S 38.700 millones. La mejora del poder adquisitivo de la clase media china, que para 2030 se calcula comprenderá a unas 500 millones de personas, es una de las claves del potencial exportador que propone ese país.

En este sentido, el Malbec sigue siendo la llave que abre mercados a la Bebida Nacional. En agosto esta variedad se llevó el 56,2% de las ventas al exterior por U$S 48,4 millones con un precio promedio por litro de U$S 9,10. En segunda posición, aunque bastante por detrás, está el Cabernet Sauvignon con uno de cada diez litros comercializados, con una facturación mensual de U$S 8,6 millones y un valor promedio de U$S 5,90 por litro.

Suban el volumen

Otro reciente informe elaborado por el Departamento de Estadística y Estudio de Mercado del INV sobre el "Comportamiento de las Exportaciones de Vino Fraccionado" durante la última década destaca que en 2017 se exportaron 1.674.145 hl de vinos varietales fraccionados a 123 países, por un valor FOB poco más de U$S 693,2 millones. Respecto al año 2008 se observa un aumento del 15% en volumen y del 51% en valor. Cabe destacar que, si bien las exportaciones totales de vino fraccionado disminuyeron un 9% en la última década, los varietales aumentaron un 15%.

Según la entidad, "la tendencia indica que el volumen de las exportaciones de vinos varietales va en alza como así también el valor de las mismas. El crecimiento en valor es mucho mayor en términos porcentuales que el aumento en volumen, lo que indica que los vinos varietales exportados se venden a mayores precios que hace una década. El precio medio en 2017 fue de U$S 4,14 por litro, un 31% mayor al del año 2008". Cabe destacar que la mejora en los precios internacionales, sumado a la reciente devaluación generan en el sector un escenario de mayor competitividad.

No obstante, para que esa combinación redunde en mayores beneficios a la hora de exportar, debe acompañarse con una mayor producción. En tal sentido, Wines of Argentina (WOFA) la entidad que promueve la marca y la imagen país de los vinos argentinos por el Mundo, presentó el "Reporte de Cosecha 2018" en el que concluye que la última temporada "será recordada por los productores de vino argentino por varios años" ya que "los volúmenes de uva obtenidos rompieron la tendencia hacia la baja muy marcada de las temporadas 2016 y 2017".

Desde WOFA resaltaron que en la vendimia 2018 se cosecharon un 31% más de uvas destinadas a la elaboración de vinos y mostos, en comparación a 2017 y celebraron que, "en forma paralela se obtuvieron buenos rendimientos y gran calidad en los vinos".

La copa devaluada

Italia es el principal productor de vinos del Mundo con 42,5 millones de hectolitros (Mhl), seguido por Francia con 36,7 Mhl y España con 32,1 Mhl, siendo el ibérico el país número uno en exportación, por precio más que por calidad. Sucede que los españoles vendieron sus vinos a los mercados internacionales a U$S 1,47 el litro, mientras que los italianos lo hicieron a poco más de U$S 7,00 y los galos a U$S 3,26.

En cuanto a la producción, la Argentina queda en una sexta posición y está más relegada aún en el lugar 11 en lo que respecta a las ventas externas con un 2,5% de participación en el comercio mundial, según el último relevamiento de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV). En diálogo con Infobae, el vicepresidente de WOFA, Guillermo Barzi, aseguró que "la ventaja de la Argentina es que tiene precios que están por encima del promedio de la mayoría de los mercados".

El bodeguero explicó que "los extranjeros encuentran en nuestro vino un producto con una excelente relación entre precio y calidad. Los consumidores de países productores lo comparan mucho con los vinos californianos, que son bastante más caros y no son tan amables. También ayuda la asociación de figuras populares como el Papa Francisco, (Lionel) Messi o el bife argentino", se entusiasmó.

Consultado sobre el impacto de la devaluación en el escenario vitivinícola exportador, Barzi consideró que "es indudable que nos dio una mayor competitividad. En este momento sería un error estratégico bajar los precios porque también tenemos que contemplar el efecto inflacionario sobre los costos internos", aseguró y advirtió que "los efectos de la actualización del tipo de cambio recién la vamos a ver dentro de cinco o seis meses".

El directivo de la entidad también hizo hincapié en que "el tipo de cambio no debe ser la única variable para ganar competitividad. Los acuerdos comerciales nos deben ayudar a ser más agresivos comercialmente". En ese sentido, el gerente general de Vinos de Argentina, Mario Giordano, se refirió a los avances del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea.

En declaraciones a Infobae, señaló que "el mayor problema es Brasil, porque tiene una postura en la que acepta la imposición de un cupo de vino a un determinado valor que para la Argentina es descalificatorio. Para ellos la vitivinicultura no es un tema relevante. Tienen un lobby tremendo con otras empresas alimenticias por lo que resulta muy difícil avanzar", apuntó Giordano quien reconoció que "la realidad es que a los europeos les interesa el mercado brasileño más que el nuestro".

Por su parte, Barzi también se refirió a los cambios en el esquema de derechos de exportación. "La retención es un mal impuesto, no lo compartimos para nada, pero tenemos en cuenta la situación del país", afirmó y manifestó: "Exigimos al Gobierno que haga lo mismo con sus gastos provinciales y nacionales, siempre pensando que en el mediano plazo (las retenciones) se van a sacar. La situación está difícil para quien no está exportando. Hoy, arrancar de cero es mucho más complicado que hace un par de años".

Fuente:Infobae

Se podrá sacar de la provincia o exportar, en bloque, hasta un 70% de la materia prima que ingresa a la planta. Rige a partir del 1 de noviembre y alcanza solamente al crustáceo pescado en “aguas provinciales”. El proceso mínimo fijado es “entero clasificado congelado y/o cola clasificada congelada”.

El Gobierno de Chubut emitió un decreto por medio del cual entra en vigencia una restricción para la exportación de langostino en bloque, a partir del mes de noviembre, teniendo en cuenta el inminente inicio de la zafra de la flota amarilla.


La limitación alcanza solamente a las capturas realizadas dentro de las 12 millas de jurisdicción provincial, y establece que obligatoriamente el 30 por ciento de la materia prima que ingresa a planta debe tener un proceso mínimo, pudiendo exportarse en bloque, no mayor a siete kilos, hasta el 70 por ciento de lo ingresado a planta.

La medida ya había sido anticipada tiempo atrás por el secretario de Pesca, Adrián Awstin, en el marco del aporte que haría Chubut dentro del Plan Nacional de Manejo del Langostino. La administración pesquera planea que sea progresiva en el tiempo procurando que se vaya incrementando el porcentaje de proceso e incorporación de valor agregado en tierra.

No obstante, la restricción se impone en “simultaneidad” con la sobrecarga impositiva que supone el retorno de las retenciones a las exportaciones, y la experiencia indica que la mayor presión tributaria desalienta la inversión en desarrollo de productos de mayor valor agregado.

Nuevas reglas
El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, dictó el Decreto Nº 707, que en su parte resolutiva indica: “Limítese la producción de langostino en bloque, en cualquiera de sus formas, a un máximo del 70% del total de la materia prima ingresada a cada planta, la cual deberá ser informada a la Autoridad de Aplicación a través de una Declaración Jurada presentada mensualmente, del 1 al 5 de cada mes con la información del mes vencido; conjuntamente con copia del Anexo V de la Circular Nº 3595/2004-SENASA y Planilla Resumen (estadística mensual de fábricas de pescado), generados por los establecimientos elaboradores y presentados ante dicha autoridad sanitaria, en cumplimiento de la mencionada circular”.

Asimismo, se agregan pautas para ese esquema: “Los bloques de langostino (cola) congelado que sean comercializados, tanto en el mercado externo como en el mercado interno, deberán encontrarse clasificados por tamaño sin excepción. Establécese como fecha de entrada en vigencia el día 1 de noviembre del año en curso. La comercialización de bloques de langostino congelado se limitará a un peso máximo de 7 kilos”, añade la norma dada a conocer esta semana.

Otro dato significativo es que por primera vez queda traducido en una norma el “proceso mínimo fijado para la especie langostino”, al que hace referencia el Art. 37 de la Ley IX Nº 75, el cual será “Entero Clasificado Congelado y/o Cola Clasificada Congelada”, a partir de la entrada en vigencia del Decreto 707.

Los argumentos
En los fundamentos de la medida, el Ejecutivo citó la Ley Provincial de Pesca que entre sus objetivos generales dice que la Provincia de Chubut “fomentará una política de desarrollo social y ecológicamente sustentable, tendiente a la obtención de la máxima renta social derivada del aprovechamiento integral de los recursos vivos del mar, procurando la radicación efectiva y permanente en el territorio provincial de empresas pesqueras que promuevan fuentes de trabajo estable, duradero y calificado, innovación tecnológica y la obtención de mayor valor agregado de los recursos en territorio provincial a través de los procesos de elaboración industrial”.

Por otro lado, se recuerda el trabajo de talleres impulsados por el Consejo Federal Pesquero para diseñar un Plan Nacional de Manejo del Langostino “que propicien la unificación de criterios con el Gobierno Nacional para aportar mayor valor a los recursos que se extraen del Mar Argentino afianzando el crecimiento de la mano de la obra local”, dice otro de los considerandos del decreto.

El Gobierno de Chubut entiende que “es necesario realizar acciones que promuevan mejores prácticas de manufactura de los recursos pesqueros que se desembarcan en los puertos provinciales ‘desalentando gradualmente’ la exportación de productos con escaso agregado de valor en origen, que luego es procesado fuera del territorio provincial con la consiguiente pérdida de empleo en la Provincia”. Aquí vale señalar que no se trata de una medida que estimule la inversión y generación de mano de obra, sino que apenas es una medida restrictiva administrativa de manejo.

A la par de las retenciones
La limitación provincial fijada por decreto para exportar langostinos en bloque se produce una semana después que el estado nacional reimplantara las retenciones a las exportaciones. Ni en el ámbito nacional ni provincial se implementan medidas “proactivas” de incentivos tendientes a que haya mayor valor agregado.

La exportación masiva de “langostino en bloque” es un síntoma de las ineficaces políticas públicas para compensar los mayores costos que tiene la Argentina para la incorporación de valor agregado.

El langostino salvaje patagónico se reprocesa en Perú, Ecuador o en países del sudeste asiático por una estricta razón de costos de producción y menor carga en el valor de la mano de obra.

La reimplantación de los derechos de exportación, lo que significa una mayor presión tributaria sobre la industria, lejos de alentar que se desarrolle valor agregado, consolida la estrategia del sector exportador de sacarlo en esas condiciones porque ahora el costo es incluso mayor.

Chubut ha sido la primera en dar un paso en limitar la salida de langostino en bloque; la medida no incentiva el valor agregado, solo impone restricciones, pero es un paso al fin.

Fuente: Revista Puerto

Los frigoríficos argentinos parecen ser una de las pocas industrias que están logrando eludir la recesión que sacude a la mayoría de los sectores económicos de la Argentina. 

Dos datos incluidos en el último informe distribuido por la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra) son elocuentes. 

El ingreso de dólares por exportaciones de carne es el más alto desde 1996
El primero, que agosto marcó un año y medio de crecimiento ininterrumpido en la faena. El segundo, que las exportaciones siguen marcando un verdadero boom histórico, con un aumento del 70 por ciento en volumen y 50 por ciento en facturación.

Faena

En base a datos preliminares, Ciccra estima que la faena de agosto alcanzó las 1,13 millones de cabezas, lo que significa un 3,5 por ciento o 38.500 cabezas más que en igual mes de 2017. 

Esto significa una producción total de 264 mil toneladas res con hueso, 6,3 por ciento por encima de un año atrás.

“Con estos guarismos, agosto fue el segundo mes del año con mayor nivel de actividad, al tiempo que se cumplió un año y medio de crecimiento ininterrumpido”, indicó Ciccra.

En el acumulado anual, los 371 establecimientos frigoríficos registrados en el país faenaron 8,87 millones de vacunos; es decir, 8,1 por ciento más que en los primeros ocho meses del año pasado. Así, la producción de carne bovina superó las dos millones de toneladas en ese lapso, 9,4 por ciento más que el volumen enero-agosto de 2017- 

Exportaciones

Descontando lo que se presume fue destinado al mercado interno, “las exportaciones de carne vacuna en los primeros ocho meses del año exhiben una recuperación de 70,3 por ciento”, destacó Ciccra.

Los datos concretos relevados hasta julio indican una exportación de 275 mil toneladas res con hueso, que significan una expansión del comercio exterior del 63,7 por ciento.

“Tal como lo venimos destacando en los últimos Informes, son los volúmenes más elevados de los últimos nueve años”, resumió Ciccra.

Y añadió: “El proceso de recuperación continua de mercados externos y la significativa depreciación (real) del peso argentino (que alcanzó un nivel similar al promedio de 2007- 2009) se están reflejando en las estadísticas sectoriales. Concretamente, en julio de 2018 las exportaciones de carne vacuna alcanzaron el nivel más elevado desde el cierre de 2009”.

Pero lo más importante es el ingreso de dólares: la facturación por exportaciones ascendió a 1.027,5 millones de dólares en enero-julio de 2018, lo que implica un alza del 50,4 por ciento. 

Destinos

En este contexto, los frigoríficos rezan para que China y Rusia mantengan la demanda como hasta ahora: son los principales compradores de la carne bovina argentina.

“Explicaron casi 90 por ciento del aumento total del volumen exportado de carne vacuna desde Argentina entre enero-juliode 2017 e igual período de 2018”, aseguró Ciccra.

Ésta es la razón por la que las vacas son la categoría que lidera la faena: es precisamente lo que demandan los mercados mencionados y que en Argentina no se consume tanto.

Fuente:Agrovoz

COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR/El análisis de la noticia-por Raúl Figueroa) – Hasta julio de este año, las exportaciones totales de crudo alcanzaron los 871 millones de dólares, lo que cuadruplica las ventas externas de igual período de 2017, lo que significó para julio un salto de 233 millones de dólares exportados en el rubro “combustibles y energía”, según datos oficiales del INDEC, relevados para este informe de ADNSUR.

Según señala el informe oficial, los mercados de “China y Estados Unidos absorbieron todo el aumento”. Si se observa el registro de exportaciones de petróleo entre enero y julio de este año, el valor total ascendió a U$871 millones, contra U$207 millones del año pasado, lo que significa un incremento del 320%, respecto de igual período del año pasado, la mayor parte de los cuales salió de la monoboya instalada frente a Caleta Córdova.


El rubro de exportaciones petroleras es uno de los pocos que aporta un saldo positivo a la balanza comercial del país, ya que en la mayoría de los otros rubros hay una caída importante de volúmenes, que no alcanza a ser compensada por la suba de precios de algunos productos.

Hasta julio de este año, las exportaciones totales de crudo alcanzaron los 871 millones de dólares, lo que cuadruplica las ventas externas de igual período de 2017

“En julio de 2018, las exportaciones alcanzaron 5.385 millones de dólares y las importaciones, 6.174 millones de dólares –señala el informe-. El déficit en la balanza comercial fue de 789 millones de dólares. Las exportaciones crecieron 1,7% respecto al mismo mes del año anterior (aumento de 92 millones de dólares). Los precios subieron 11,1% y las cantidades cayeron 8,4%. Las exportaciones de productos primarios disminuyeron de manera interanual 23,3%. Las exportaciones de manufacturas de origen agropecuario (MOA) cayeron 2,8%; las de manufacturas de origen industrial (MOI) aumentaron 14,5%; y las exportaciones de combustibles y energía aumentaron 199,1%”.


Es notable que también en el rubro “Combustibles y energía” hay un incremento de importaciones, explicado por una compra total de 240 millones de dólares, principalmente por la importación de fueloil, gas natural licuado, gas natural en estado gaseoso, gasoil y querosene, en orden de importancia.


Otro rubro exportador característico de Chubut es el de pescado congelado. En este caso, se registra una baja en los primeros siete meses del año debido a la caída de algunos mercados como España.

Autor: ADN Sur

Bajo el impacto de turbulencias en los mercados emergentes, desequilibrios domésticos previos y el efecto de la sequía sobre la producción agropecuaria, la actividad económica ingresó a una fase recesiva a partir de abril. Como era de esperar, el panorama del comercio exterior también se ha modificado con el correr de los meses. La balanza comercial de 2018 arrojaría un déficit equivalente a aproximadamente la mitad del año previo. El año cerraría con una recuperación modesta de las ventas externas, favorecida por mayores precios de exportación, y un estancamiento anual de las importaciones, con cantidades en descenso durante la segunda parte del año. Hacia 2019, en el marco de una mayor competitividad cambiaria y si se concretan las estimaciones de producción agroindustrial y de otras actividades -tal sería el caso de Vaca Muerta-, probablemente se asista a una recuperación paulatina de las ventas externas.

Mayores precios de exportación. A pesar de los menores flujos reales, la suba en los precios de los envíos permitiría registrar un aumento del valor exportado en 2018 respecto del año previo. Se reducirían los flujos reales exportados de ciertos productos agroindustriales, lo que sería parcialmente compensado por mayores envíos de manufacturas industriales (material de transporte, metales y productos químicos) y de combustibles y energía (que registraría un menor déficit comercial). Los fenómenos climáticos provocaron una significativa caída de la producción de los cultivos de verano. En particular, la producción de soja pasó de 57,5 millones de toneladas en la campaña 2016/17 a 36 millones de toneladas en 2017/18. Así, 2018 tuvo la peor cosecha de la oleaginosa en los últimos 9 años: solo en 2008/2009, también por efecto la sequía, se obtuvo una producción menor, de 32 millones de toneladas. No obstante ello, la producción de harina y aceite de soja se sostuvo en cierta medida por la mayor importación temporaria de poroto de soja para procesar. Cabe notar que los menores flujos reales exportados de soja y derivados serían parcialmente compensados por la suba de su precio respecto del año previo.

Caída de las cantidades importadas. Si bien el valor de las importaciones aumentó en los primeros siete meses de 2008 en términos interanuales, en los restantes meses del año se registraría una disminución interanual del quantum de compras externas, tal como ocurre desde junio. Ello se deriva de la reducción del nivel de actividad (especialmente en el segundo y tercer trimestre del año) y del incremento del tipo de cambio real multilateral. Así, el valor de las importaciones permanecería estancado en 2018 respecto del año previo.

Perspectivas de exportaciones agroindustriales para 2019. Luego del impacto de la sequía sobre el PBI y sobre las exportaciones en 2018, y atendiendo a los datos disponibles, las perspectivas de la agroindustria son alentadoras para el año próximo. Si el clima acompaña, podría esperarse un aumento de las ventas externas agroindustriales en 2019, por buenos resultados en trigo y una recuperación de la producción de maíz y soja. Por una parte, se estima una siembra récord de trigo en la campaña 2018/19, de 6,1 millones de hectáreas (7,0% superior a la campaña previa), con buenas perspectivas de precios por la sequía en los principales países productores. Por otra parte, la siembra estimada de maíz alcanzaría 5,8 millones de hectáreas en 2018/19 (7,4% mayor a la campaña previa). La producción de soja en 2018/19 podría volver a niveles similares a las campañas previas a la sequía.

Interrogantes sobre el desempeño exportador. Si bien el panorama de las actividades exportadoras aparece con mejores perspectivas para 2019, se presentan algunos interrogantes. De una parte, aún no es claro cómo evolucionará la conflictividad comercial a raíz de las medidas adoptadas por Estados Unidos y las respuestas de China y otros socios comerciales, y en particular el impacto que tendrían para Argentina. Para las manufacturas industriales, resultará un factor clave la evolución económica de Brasil: se espera un aumento de la actividad de 2,5% en 2019, luego de un crecimiento proyectado de 1,5% en 2018, un año electoral. A los elementos del cuadro externo se suman las decisiones domésticas: en agosto, y bajo urgencias fiscales, el Gobierno decretó una disminución de los reintegros a las exportaciones y equiparó los derechos de exportación de aceites y harinas con la que se aplica al poroto de soja.

La meta de la recuperación de las exportaciones. Los flujos reales de exportación de Argentina se mantuvieron estancados por más de una década: en el primer semestre de 2018 se ubicaron 11,5% por debajo del mismo período de 2008. A este desempeño contribuyeron políticas con sesgo antiexportador de la administración anterior, que afectaron a todo el espectro de producción de bienes transables: el sector agroindustrial vio obstaculizado su potencial, se perdió el autoabastecimiento energético generando un déficit sin precedentes en la balanza respectiva y no se concretaron inversiones que permitieran dinamizar la manufactura orientada a terceros mercados. Es de esperar que en 2019 se concreten mayores flujos reales de exportación, impulsados por la agroindustria si el clima acompaña, manufacturas industriales y energía. Esta trayectoria podría implicar el inicio de una recuperación gradual de las ventas externas. Este mejor escenario deja pendiente el desafío de incrementar las exportaciones, tanto en valor como en cantidad y calidad, que es necesario para el financiamiento solvente del crecimiento económico.

Fuente: Clarín

China enviará inspectores para habilitar el ingreso de la cereza fresca argentina a su demandante mercado.

 A partir del 25 de octubre y hasta principios de noviembre se concretará la visita de inspectores chinos a la región que conforman las provincias argentinas de Neuquén, Río Negro y Mendoza, informó la Agencia de Desarrollo de Neuquén.

 El trabajo coordinado entre ambos países está siendo lo más ágil posible, aseguró el gerente ejecutivo de la Cámara Argentina de Productores de Cerezas Integrados (Capci), Aníbal Caminiti.

 “El objetivo es firmar el protocolo fitosanitario entre los mandatarios en el marco de la cumbre del G20”, comentó Caminiti, quien explicó que existe la posibilidad de que, si se llegan a cumplir los plazos, para la próxima temporada 2018/19 (noviembre a febrero) el mercado chino reciba los primeros envíos de cerezas argentinas.

 La agenda de la visita de los inspectores chinos a fines de octubre en la región se está gestionando entre el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y las empresas que integran la Capci.

 Se espera que en el período de inspección se formule el protocolo fitosanitario que permitirá el ingreso de la cereza argentina a China, un mercado que genera una importante demanda y que ofrece precios competitivos para la región patagónica.

 En el proceso, las autoridades chinas presentaron un listado de plagas cuarentenarias al cual el Senasa debió responder sobre su existencia y, de ser necesario, indicar cómo se las controla. En esta etapa, los inspectores visitarán las regiones productivas para conocer el manejo, control y monitoreo de plagas.

 Para Caminiti, la apertura del mercado chino será una interesante oportunidad para las empresas argentinas. “No hay dudas de que el mercado chino está demostrando una demanda muy elástica, debido a que año a año absorbe cada vez más fruta”, dijo.

 En ese sentido, explicó que la exportación chilena, por ejemplo, alcanzó en la última temporada unas 186.000 toneladas, de las cuales un 92% tuvo como destino China, con lo cual duplicaron sus envíos interanuales a ese destino.

 “Aún cuando se duplican los volúmenes de cerezas chilenas, el mercado chino no es reciente”, señaló Caminiti y expresó que los actuales envíos chilenos abastecen principalmente a las ciudades de Beijing, Tianjin, Shanghái, Guangzhou y Shenzhen, las cuales en su conjunto representan unos 78,7 millones de consumidores. Sin embargo, destacó que “todavía resta por abastecer a las segundas ciudades más populares del país, unas 31 urbes habitadas por 263 millones de potenciales consumidores”.

 Fuente: ADENEU

Según los últimos datos actualizados por el Ministerio de Energía y Minería de la Nación (MINEM), en base a la actividad hidrocarburifera, entre enero y mayo de este año, en Tierra del Fuego se registró un incremento del 34,9% en la extracción de petróleo, con un volumen diario promedio de 1.359 metros cúbicos.

Según los últimos datos actualizados por el Ministerio de Energía y Minería de la Nación (MINEM), en base a la actividad hidrocarburifera, entre enero y mayo de este año, en Tierra del Fuego se registró un incremento del 34,9% en la extracción de petróleo, con un volumen diario promedio de 1.359 metros cúbicos.

Respecto a lo ocurrido en mayo, el volumen de producción de petróleo alcanzó los 1.425 metros cúbicos diarios, lo cual representó un aumento del 31,7% en comparación con mismo mes del año pasado; indica el informe oficial.

Respecto a la producción gasífera, Tierra del Fuego también muestra niveles positivos, pero sin una variación significativa respecto al año 2017. Así, se observa que entre enero y mayo de este año el volumen promedio diario alcanzado fue de 11 millones 565 mil metros cúbicos diarios, un incremento del 0,5%.
En mayo, la producción de gas, tuvo un promedio diario de 11 millones 646 mil metros cúbicos, lo que representó un aumento del 0,6% respecto al mismo mes de 2017.

Respecto a la participación de Tierra del Fuego en la producción de gas, la misma se ubica en el tercer puesto con un 9%. En primer lugar está Neuquén con el 51% y lo sigue el Estado Nacional con el 11%.
Detrás de Tierra del Fuego, las provincias productoras de hidrocarburos que participan en la producción de gas son: Santa Cruz 8%, Chubut 7%, Salta 5% y Mendoza 4%.

Datos país

Respecto a la producción registrada por las principales jurisdicciones con actividad hidrocarburíferas del país, en cuanto a petróleo hubo una suba del 3,4% en mayo de este año, respecto al mismo mes de 2017; lo cual resulta la tercera variación positiva luego de 31 meses de caída, alcanzando a 77.085 metros cúbicos diarios.

Presentaron incrementos las provincias de Chubut, Neuquén, Mendoza, Tierra del Fuego y Estado Nacional.
En tanto, la producción de gas continuó su tendencia positiva interanual, con un 4,2% en mayo, gracias a los incrementos en Neuquén, Estado Nacional, Santa Cruz y Río Negro. En el acumulado, la producción mostró un crecimiento del 3,9%.
Fuente: Diario del Fin del Mundo

Gran Bs. As.

Francisco Madero 875
Villa Sarmiento, Buenos Aires.
TE: 5411 5430-2390.

Capital Federal

Alicia Moreau de Justo 1120 -

3 Piso of. 306 "A".

TE: 5411 5279-4741