El año comenzó con la expectativa de la industria automotriz de superar el millón de vehículos vendidos en el mercado doméstico, un techo que nunca se rompió y del que solamente se estuvo cerca en 2013, con el récord histórico vigente de 955.000 automotores nuevos vendidos.

Pero los últimos eventos del mes pasado -la brusca devaluación del 20% y el contexto de incertidumbre financiera-, derrumbaron la expectativa inicial, ya que se espera una desaceleración de la demanda producto del traslado a precios de la suba del tipo de cambio.

El primer síntoma lo dio a conocer hoy el informe mensual de Adefa que, si bien señaló que en mayo hubo un aumento de ventas mayoristas de autos de 4,1% con respecto a abril (75.754 vs. las 72.748 unidades del mes anterior), la comparación interanual muestra una desaceleración de 4,1% unidades entregas menos en la red de concesionarios locales (79.521 en mayo 2017).

La producción de autos, sin embargo, sigue firme, explicada principalmente por el buen rendimiento del mercado brasileño que, luego de la peor crisis económica de su historia desde 1930, este año crecerá, según estimaciones privadas, un 2,5% del producto.

En concreto, en mayo, la producción nacional de vehículos fue de 46.835 unidades, lo que representa un alza de 2,3% con respecto de abril pasado y un 3,5 % por sobre el desempeño del mismo mes del año anterior. Asimismo, el sector exportó 21.431 vehículos, 7,7% más con respecto de abril, y un incremento de 7,4% en comparación a mayo de 2017.

El titular de Adefa, Luis Fernando Peláez Gamboa, señaló en el informe que "en los próximos meses se deberá ir monitoreando el impacto tanto de la corrección cambiaria como del comportamiento de las tasas de interés, variables que influyen sobre la producción, exportación y venta de vehículos. Asimismo, estamos en pleno análisis del efecto que la huelga de camioneros en Brasil ha tenido sobre nuestra actividad".


La semana pasada, una huelga de camioneros de nueve días paralizó la economía y provocó desabastecimiento de combustible, alimentos e insumos. Además, según explica Adefa, afectó "el abastecimiento de partes y piezas al mercado argentino obligando a concretar paradas de plantas, situación que llevará varios días hasta tanto se normalicen los procesos y el normal funcionamiento productivo".

La incertidumbre política de Brasil, que tendrá elecciones presidenciales en octubre, también impactará en el mercado automotor brasileño, que este año calculan que llegará a los 2,7 millones de unidades vendidas.

El acumulado de los primeros cinco meses
Explicado principalmente por el impulso de fin de 2017 y principio de año, los datos del acumulado del sector reflejan alzas interanuales con respecto a los primeros meses de 2018.

En los primeros cinco meses, el sector produjo 203.235 unidades, es decir, registró un crecimiento de 16% respecto de las 175.158 unidades que se produjeron en el mismo período del año anterior.

Continuando con los datos registrados en el quinto mes de 2018, las automotrices exportaron 21.431 vehículos entre autos y utilitarios livianos, lo que refleja un crecimiento de 7,7% respecto del volumen exportado en abril anterior, y 7,4% más si se lo compara con las 19.956 unidades que se exportaron en mayo del año pasado.

En el acumulado de enero a mayo, las terminales exportaron un total de 98.676 unidades, es decir, un 25,4% por sobre el volumen que se registró el mismo período de 2017.

Con el parcial de mayo, el acumulado de los primeros cinco meses del año, el sector comercializó 366.249 unidades a la red, es decir, se registró un incremento de 9,4% en su comparación con las ventas del mismo período del año anterior.

Fuente: La Nación

El ferrocarril batió récord en los primeros cinco meses del año, con una carga de 680.107 toneladas, según informó ayer el Ministerio de Transporte. Se trata de “la recuperación más importante que se haya hecho alguna vez en nuestro tren de cargas”, dijo el ministro Guillermo Dietrich.

En mayo pasado, el Belgrano Cargas transportó el mayor volumen mensual desde 1998 con 151.060 toneladas, según los registros históricos de cargas documentados por la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), que se remontan a 1992.

El San Martín y Urquiza Cargas trasladaron en lo que va del año el mayor volumen acumulado desde 2013 y 2014, con 831.334 y 110.910 toneladas respectivamente, según la información oficial.

Fuente: Notitrans

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) autorizó el ingreso de bananas colombianas a la Argentina. La decisión se concretó luego de realizar verificaciones en relación a los requisitos de calidad y sanidad, en el marco de negociaciones con el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), que a su vez publicó los requisitos fitosanitarios para la importación de naranja, limón y ajo procedentes de nuestro país.

Bananas colombianas

MÁS INFORMACIÓN
“La provincia de Buenos Aires puede alimentar a 300 millones de personas” dijo Sarquís
El Ministro de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires remarcó la importancia de la provincia en la producción de alimentos y señalo el protagonismo de Argentina en los agronegocios del mundo.

El Intercambio Comercial Argentino, con déficit de 8.471 millones de dólares en 2017
Ni las exportaciones del complejo agroindustrial pudieron revertir la tendencia deficitaria. Las importaciones aumentaron casi 20% en 2017, mientras las exportaciones no alcanzaron ni el 1%.

“Este es un gran paso para la producción bananera colombiana. Estamos cumpliendo así el mandato claro del Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, el cual nos compromete a seguir trabajando por la creación de nuevas oportunidades de mercados para el campo colombiano“, expresó el gerente general del ICA, Luis Humberto Martínez Lacouture, quien destacó “el acompañamiento” de la Embajada de Colombia en la Argentina.

La fruta que Colombia le venderá a nuestro país deberá provenir de lugares de producción y plantas empacadoras registradas ante el ICA y tendrá que estar libre de las plagas Selenaspidus articulatus, Mycosphaerella fijiensis, Pseudococcus Jackbeardsleyi, Aspidiotus destructor y Pseudococcus elisae, según detalló el subgerente de Protección Fronteriza del ICA, José Rafael Sanmiguel.

En la actualidad, la banana colombiana se exporta a Albania, Alemania, Arabia Saudita, Aruba, Australia, Azerbaiyán, Bahrein, Bélgica, Birmania, Bulgaria, Canadá, Chile, China, Chipre, Corea del Norte, Corea del Sur, Cuba, Curazao, Dinamarca, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Eslovaquia, Japón, Francia y Marruecos.

Cítricos y ajos nacionales en Colombia

Según comunicó el Ministerio de Agroindustria de la Nación, la semana próxima el Senasa y el ICA avanzarán con los requisitos fitosanitarios para obtener la apertura de mercado para la mandarina argentina en Colombia y la lima colombiana en Argentina.

“Cada nuevo mercado genera una nueva oportunidad para los productos argentinos y nos acerca aún más a nuestro objetivo de ser el supermercado del mundo”, señaló el ministro Luis Miguel Etchevehere, quien participó de las negociaciones junto a Marisa Bircher, secretaria de Mercados Agroindustriales, y Jesús Silveyra, subsecretario de Mercados Agropecuarios.

Fuente: Infocampo

El gobierno de Estados Unidos anunció que hizo efectiva de forma permanente la excepción a los aranceles al acero y al aluminio para la Argentina, informó ayer el Ministerio de Producción. El comunicado señala que el país desde ahora podrá exportar sin aranceles una cantidad equivalente al volumen habitual de ventas de estos productos hacia Estados Unidos. El ministro de Producción, Francisco Cabrera, ya había anunciado el primero de mayo que el Gobierno argentino acordó con el de los Estados Unidos la excepción del pago de aranceles sobre las exportaciones de aluminio y acero a ese país. Ahora llegó la confirmación oficial tras las tratativas realizadas entre representantes de ambos gobiernos.

Fuente: BAE

BUENOS AIRES.- El Semáforo de la Indumentaria Argentina, un indicador que elabora la Universidad Di Tella, reflejó que en mayo las expectativas entre los compradores cayeron el 21,3% interanual, lo que se suma a un incremento de las importaciones de ropa durante abril del 94%, también respecto a 2017.

La edición de junio del Semáforo de la Indumentaria mostró “una fuerte contracción en las perspectivas de los consumidores, lo que seguramente se traducirá en menores compras de ropa en los meses futuros”, según indicó un detallado informe difundido días atrás por el sector.

Esto se desprende del indicador elaborado cada 30 días por la Universidad Di Tella, que en esta oportunidad advirtió sobre una caída del 10% en mayo 2018 respecto del mes anterior, y un fuerte retroceso del 21,3% comparado con el mismo mes del año pasado. “Las nubes negras sobre la compra de prendas coincidieron con un fuerte crecimiento de las importaciones de ropa terminada vía Aduana”, planteó el reporte.

Los números

En abril de 2018 la Argentina importó U$S 62,1 millones en prendas, un 69,7% superior a los registros de abril de 2017; pero si se analizan las importaciones en toneladas, las prendas extranjeras crecieron el 93,8% en ese mismo periodo.

Por su parte, las exportaciones de ropa cayeron 9,4% durante el primer cuatrimestre del año respecto del mismo periodo de 2017, según los registros aduaneros del Indec.

En el análisis del mercado minorista, las ventas de indumentaria reflejan un comportamiento dispar según el canal de comercialización analizado.

El más importante revela que los comercios registraron caídas en las ventas del 6,3% en abril de 2018 comparado con abril de 2017, según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

El segundo canal, la venta de ropa en shoppings de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano Bonaerense, mostró una recuperación del 14% en marzo de 2018 respecto de igual mes del año anterior, según datos del Indec.

En el mismo período, las ventas de indumentaria y productos textiles en supermercados de todo el país se incrementaron el 14,1%. (Télam)

Fuente: La Gaceta

El gobierno de Estados Unidos anunció que hizo efectiva de forma permanente la excepción a los aranceles al acero y al aluminio para la Argentina, informó hoy el Ministerio de Producción. El comunicado señala que el país desde ahora podrá exportar sin aranceles una cantidad equivalente al volumen habitual de ventas de estos productos hacia Estados Unidos.

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, ya había anunciado el primero de mayo que el Gobierno argentino acordó con el de los Estados Unidos la excepción del pago de aranceles sobre las exportaciones de aluminio y acero a ese país. Ahora llegó la confirmación oficial tras las tratativas realizadas entre representantes de ambos gobiernos.

El ministerio recordó que esta confirmación llega luego de las gestiones llevadas adelante, durante más de un mes, por un equipo de trabajo liderado por el presidente Mauricio Macri y en el que participaron distintos ministerios, como la Cancillería y Hacienda.

Tras la confirmación del gobierno norteamericano una cantidad equivalente al 100% del promedio del aluminio y al 135% del promedio del acero exportado en los últimos tres años hacia ese país ingresarán sin aranceles, según detalló el comunicado oficial.

La Argentina es uno de los cuatro países que alcanzaron un acuerdo para la exención definitiva de los aranceles junto con Australia, Brasil y Corea del Sur.

Fuente: BAE

Autoridades de Direcon, del Servicio Nacional Aduanas de Chile y la Aduana Argentina, iniciaron el plan piloto de certificación de origen digital. La iniciativa, permitirá gestionar dichos documentos de forma virtual con la misma validez jurídica que la gestión realizada en papel.El compromiso político para avanzar en este tema, se dio en el marco de la visita oficial, a fines de abril del presente año, del Presidente de Chile Sebastián Piñera a ese país.Miguel Ángel Arévalo, Jefe del Departamento de Certificación y Verificación de Origen de Direcon señaló que “a través de este sistema, el exportador enviará el certificado de origen digital (previamente tramitado de manera electrónica con la entidad) al importador, para que este último lo presente en su aduana. Ciertamente, el plan piloto permitirá disponibilizar canales electrónicos para la emisión y recepción de certificados de origen, facilitando la gestión de las operaciones de comercio exterior y obteniendo como resultado mejoras en los tiempos de tramitación, reducción de papel, entre otros”, dijoLa Subdirectora Técnica del Servicio Nacional de Aduanas, Gabriela Landeros, señaló que “el Plan Piloto con Argentina, por una parte, es fundamental para avanzar en la facilitación de los procedimientos aduaneros, optimizando los tiempos de tramitación de los certificados de origen digital y contribuyendo a la integración comercial en la región. Por otra parte, permite mejorar la fiscalización de Aduanas, al facilitar la evaluación de riesgos y la revisión, tanto en la línea como a posteriori.”En la misma línea, el Subdirector de Informática de Aduanas, Jorge Mellado, explicó que “este proyecto nos permitirá avanzar en la digitalización de las operaciones aduaneras, mejorando la seguridad respecto a la integridad de los certificados de origen recibidos y facilitando las labores de fiscalización”.Es importante destacar que, durante el año 2017, se emitieron 14.936 certificados de origen hacia la Argentina, representando un 43% del total de certificados emitidos a Mercosur (34.833).En este esquema, participa la Secretaria General de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), la que desarrolló el Sistema de Certificación de Origen Digital, donde se almacenan las firmas electrónicas de los funcionarios habilitados. A través de este sistema, las Aduanas pueden verificar la firma electrónica del funcionario y su vigencia.Cabe destacar que el plan piloto comenzará a operar el 2 julio de este año.Actualmente, la relación comercial bilateral de Chile y Argentina se rige por el Acuerdo de Complementación Económica (ACE 35) Chile-Mercosur, vigente desde octubre de 1996, donde el 100% de los productos tiene arancel de 0%, así como sucede entre Chile y el resto de los países miembros del Mercosur.Este acuerdo se verá complementado, una vez entre en vigencia el Acuerdo de Liberalización Comercial que Chile y Argentina firmaron en noviembre pasado, tras cinco rondas de negociaciones.Según cifras de la Direcon, Argentina es el segundo socio comercial de Chile en la región, y sexto a nivel mundial. Durante 2017 el intercambio comercial totalizó US$3.893 millones, con un crecimiento anual de 21% respecto de 2016.Las exportaciones chilenas hacia Argentina, representaron el 19% del total exportado hacia los países Mercosur, totalizando US$971 millones, con un crecimiento de un 31% anual en comparación a 2016.Destaca además el crecimiento que experimentaron los envíos de vino embotellado (383%), frutas (48%), salmón (18%), productos químicos (18%), entre otros.

Fuente: Mundo Marítimo

 

 

 

 

 

El proceso productivo es una cadena de integración global en la que los insumos se fabrican en distintas latitudes para combinarse en múltiples etapas hasta configurar el artículo final. En este esquema, las importaciones adoptan un rol clave en el agregado de valor industrial, ya sea con destino local o exportador. Por eso, el foco de la agenda empresaria debe estar puesto en cómo aprovechar las oportunidades que plantea un escenario de crecimiento de la demanda global, en el marco de una economía local en proceso de normalización y más integrada al mundo.

Después de resolver los problemas más acuciantes durante el primer año de la nueva gestión, el Gobierno parece estar abocado a consolidar la normalización de la macro y administrar las tensiones derivadas del proceso de reformas. Una de esas tensiones fue la reciente corrida cambiaria que, como corolario, mejoró el tipo de cambio y generó una mejor ecuación para las ventas externas y un incremento en el costo de las importaciones. En el plano estructural, y dejando el valor del dólar a un lado, las autoridades están trabajando con el objetivo de aumentar los niveles de competitividad de la economía para potenciar las exportaciones. El sendero define una vocación clara basada en elementos como la apertura comercial y el establecimiento de marcos regulatorios que mejoren el clima de negocios. Esta política tiene como objetivo el compromiso de incorporarnos a las cadenas globales de valor, tras una década de aislamiento. Con el propósito de mejorar la inserción externa, se han puesto en marcha un conjunto de medidas, como la creación de la Ventanilla Única de Comercio Exterior, eliminación/reducción de las retenciones agrarias y el incremento de los reintegros a las exportaciones. Otras iniciativas apuntan a mejorar la competitividad de la economía con mejoras en la infraestructura y la logística para optimizar la estructura de costos.

Mientras tanto, la eliminación del cepo cambiario, junto al establecimiento de un nuevo sistema integrado de monitoreo de importaciones en reemplazo de las DJAI, ha llevado a una normalización de las cantidades importadas que, de todos modos, no se ubican en rangos históricos alarmantes. El país debe aprender a convivir con niveles de importación bastante más altos que en los últimos años, especialmente si desea crecer a un ritmo sostenido.

Fuente: La Nación

Las exportaciones de alimentos y bebidas registraron en el primer cuatrimestre un valor de u$s7.735 millones, con una caída del 0,9% en comparación con igual período de 2017, según informe privado.

"Esto se debió a una caída en las toneladas vendidas del 14,3%, y un incremento de los precios promedio del 15,7%", señaló COPAL, cámara que agrupa a empresarios de la industria alimenticia. 

Las compras externas de la Industria de Alimentos y Bebidas en los primeros cuatro meses del año alcanzaron los u$s627 millones, incrementándose en un 7,6% respecto al año anterior. 

En este sentido, la balanza comercial del sector de alimentos y bebidas arrojó un superávit de u$s7.107 millones, con una baja del 1,5% contra igual período de 2017. 

Los rubros exportados que mejor se desempeñaron durante los primeros cuatro meses del año se encuentran: carnes, pesca y frutos comestibles.

Fuente: BAE

Datos del INV indican que en los primeros cuatro meses del año los envíos de Argentina cayeron 3,5% y el consumo interno bajó 1,6%.
Preocupación por la marcada caída de la exportación de vino


Las ventas de vinos en los primeros cuatro meses del año no logran recuperarse y mostrar números positivos, tanto en el mercado interno como externo. Así lo indica un informe del Instituto Nacional de Vitivinicultura, en el que se refleja que la baja acumulada de ventas de vino fraccionado en el mercado interno llega a 1,6% en volumen, mientras que la caída en los envíos de vino al exterior alcanza el 3,5%.

De este modo, es que deja una baja en la comercialización total de vinos del 1,9%. Esto se da luego de que en el trimestre, marzo había mostrado un repunte. 

Por otro lado, si se analiza sólo abril comparado con mismo mes de 2017, las señales siguen siendo negativas. En el mercado interno hubo una caída del 3,3% mientras que en el mercado externo las bajas son aún mayores 7,6%. Así las cosas es que comenzando el segundo trimestre la situación del sector vitivinícola no es para nada alentadora. 


El único dato positivo fue el de los envíos de mosto y granel. Entre enero y abril se enviaron al mercado externo 40% más de mosto que en los mismos cuatros meses del año pasado. 

En lo que respecta a granel la suba comparando abril contra abril fue del 133% en volumen.

Fuente: Vitivinicultura

Gran Bs. As.

Francisco Madero 875
Villa Sarmiento, Buenos Aires.
TE: 5411 5430-2390.

Capital Federal

Alicia Moreau de Justo 1120 -

3 Piso of. 306 "A".

TE: 5411 5279-4741