Las voces suenan exultantes desde el otro lado del mundo. Esta semana, mientras en Argentina la realidad era protagonizada nuevamente por los vaivenes del dólar, desde China se comunicaron buenas nuevas en el largo camino al supermercado del mundo. La carne vacuna, que hasta ahora tenía permiso para ingresar a ese país sólo congelada, por un valor de US$ 4.000 por tonelada, ahora podrá acceder también enfriada y con hueso, lo cual eleva los valores a cortes de entre US$ 11.000 y US$ 19.000. El secretario de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, y el embajador Diego Guelar, líderes de una delegación que también integró el presidente de Senasa, Ricardo Negri, entre otros, transmitieron la importancia de este paso en el posicionamiento internacional de los productos argentinos.

La habilitación de 28 frigoríficos, 5 más de los 23 que podían exportar a China carne congelada, fue un corolario positivo del protocolo que Argentina y China suscribieron en mayo pasado, previo acuerdo en enero. Al respecto, Etchevehere destacó ante Clarín la consolidación de las relaciones bilaterales con China y subrayó que "este es un paso muy importante que profundiza el vínculo entre nuestros países, en el cual venimos trabajando en forma coordinada con funcionarios de la Secretaría de Comercio, Cancillería y la Embajada argentina en China".

El titular de Agroindustria de la Nación señaló que "de nuevo la carne, nuestro producto emblema, nos aporta buenas señales para nuestra economía al incrementar las posibilidades de exportación al principal mercado del mundo. Argentina es un proveedor confiable y la carne es una oportunidad grande para el crecimiento de la agroindustria".

El Embajador Guelar resaltó que "en el primer semestre de 2018 las exportaciones de carne vacuna argentina a China han aumentado un 119% en comparación a igual período del año pasado. Argentina ya ocupa el 20% de las importaciones chinas de carne vacuna y China compra a su vez el 55% de las exportaciones de carne nacionales".

Los funcionarios destacaron que ahora viene el desafío de efectivizar en ventas el permiso conseguido. Para ello confían en la nueva campaña de marketing y publicidad que inició el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) la semana pasada misma, puntapié inicial de acciones sostenidas con las cuales se espera incrementar el posicionamiento en un mercado aún manejado por fuertes competidores, desde Australia a Estados Unidos y Brasil.

"Estamos hablando de nichos con poder adquisitivo en dólares que ahora podremos captar. Habrá que ganarlos, pero tenemos con qué, basados en el talento argentino para lograr la mejor carne del mundo tras 100 de mestización. Por esta vía, a Argentina se puede consolidar como supermercado del mundo, ampliando la oferta de productos nacionales, en este caso, a China. Esto se traduce en más empleo para los argentinos y abre nuevas oportunidades de inversión en el corto plazo”.

El secretario dio cuenta también que "de la mano de la carne, también se avanzó en las negociaciones para la apertura de mercados para carne de cerdo y menudencias, teniendo en cuenta los nuevos escenarios sanitarios. Asimismo, se acordó un método de trabajo entre los organismos sanitarios, para seguir avanzando en forma ágil en la habilitación de nuevos establecimientos en el corto plazo.


Además, se llevó a cabo la firma de los protocolos sanitarios para la exportación de semen y embriones bovinos hacia China. Al respecto, Etchevehere indicó que "estamos exportando inteligencia y valor agregado por nuestra genética bovina. Son 100 años de selección ganadera en nuestro país".

Como un tercer eje de gestiones, se fijaron prioridades de trabajo con miras a la visita de Estado que hará el presidente chino, XI Jinping, a Buenos Aires, en el marco de la reunión de líderes de G20, en noviembre. Para entonces, se prevé que Xi Jinping y Maurio Macri firmen una serie de protocolos que incluiría un acuerdo de doble vía para comercializar carne de cerdo, como el acceso de cerezas, miel, caballos en pie, y el acceso de ovinos y caprinos de la Patagonia al mercado chino.

La carne congelada vale 4.000 dólares por tonelada y la enfriada oscila entre 11.000 y 19.000 dólares por tonelada.

Asimismo, el secretario Etchevehere planteó la agenda de negociaciones para seguir avanzando en el acceso de nuevos productos argentinos, entre los que se incluye harina de soja, nuez pecán, trigo, sorgo y limones.

Otros avances

Otro avance representó el encuentro de trabajo entablado con SINOGRAIN, principal importadora de granos del país asiático, en el cual la firma manifestó su voluntad de continuar incrementando las adquisiciones en Argentina, para alcanzar en la campaña de 2018/19 la compra de 2 a 3 millones de toneladas de porotos de soja, y 300 a 400 mil toneladas de aceite de soja. En ese sentido, vale destacar las actividades promocionales que hará la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA-CEC), con apoyo de la Embajada Argentina en China.

Además, Etchevehere y Guelar participaron del lanzamiento B20 Argentina en el que estuvieron presentes importantes empresas chinas que visitarán nuestro país en los próximos días.

Fuente: Clarín

Los actuales excedentes de producción de gas en la cuenca neuquina, (con origen en Vaca Muerta) juntamente con la disponibilidad de grupos de generación térmica eficiente en el sector eléctrico, permitieron a Cammesa presentar una oferta de exportación de energía a precios competitivos al sistema eléctrico brasileño, según informó hoy el Ministerio de Hacienda.

La propuesta de Cammesa, añade el comunicado, fue superadora a otras según los procedimientos del ONS (Operador Nacional Del Sistema Eléctrico Brasileño), quién tiene a su cargo la operación y el despacho eléctrico en el país vecino. Si bien anteriormente Argentina había realizado exportaciones de energía a Brasil, esas habían tenido el carácter de “devoluciones” por importaciones de emergencia realizadas por nuestro país.

Las ofertas se realizaron de acuerdo con los protocolos existentes divididos en dos bloques de 300 MV valorizadas en 90 y 85 U$S/MWH cada uno. Ambas cuentan con una validez inicialmente para la semana operativa de Brasil que va del 22 al 28 de septiembre, pero se espera también poder mantener esa competitividad en las subsiguientes, añade el comunicado oficial.

El gas utilizado es parte de los excedentes de gas en la cuenca Neuquina que no pueden reemplazar la importación de gas desde Bolivia en la zona norte del país, por razones técnicas vinculadas a la capacidad de transporte de dicho fluido.

Por este motivo, son utilizados en la producción de energía eléctrica en la zona sur/sureste del país y, mediante la red eléctrica de alta tensión, lleva la oferta de energía a la localidad de Garabí. Esta localidad se encuentra al sur de Posadas, sobre el Río Uruguay, y es el nodo de frontera del sistema eléctrico argentino y punto de ingreso al brasileño.

Agrega la información oficial que no solo necesaria la disponibilidad del gas y de la presencia de los generadores disponibles, sino también es fundamental contar con un marco legal binacional dentro del cual se le permita a CAMMESA y a ONS realizar esta operación.

Este ámbito fue creado por el compromiso de los gobiernos de ambos países en permitir dicha actividad como una forma de complementarse para brindar un mejor y más eficiente servicio eléctrico en cada país, posibilitando los intercambios en períodos de excedentes de un sistema al otro cuando resulte conveniente para ambos sistemas.

Esta transacción le permite a la Argentina evitar el cierre de pozos de gas con las pérdidas que ello implican en la eficiencia de la explotación, preserva equipos y puestos de trabajo y posibilita continuar reduciendo los subsidios por capacidad al sistema eléctrico.

Fuente: Telam

La exportación de vinos creció en agosto 51,2% en volumen, con 364.372 hectolitros (hl) vendidos, y 7,4% en dólares facturados respecto del mismo mes del año anterior, lo que representó un ingreso de divisas superior a los U$S 92 millones. Los datos surgen del último informe sobre "Comercialización de vinos y montos en el Mercado Externo" que elaboró el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

Según la entidad, si se compara julio con el octavo mes de 2018, se observa una suba del 45,8% en el volumen exportado y del 13,8% en el Valor FOB (Free On Board, según las siglas en inglés, lo que se refiere al valor de venta en su lugar de origen más el costo de los fletes, seguros y otros gastos necesarios para hacer llegar la mercadería hasta la Aduana de salida). En tanto, el volumen acumulado de vinos exportados de enero a agosto tuvo un crecimiento de 10 puntos porcentuales en comparación con el mismo período de 2017, mientras que los montos comercializados fueron 2,7% mayores.

De acuerdo al trabajo del INV, los vinos varietales representaron en agosto el 54,5% del volumen exportado (198.618 hl) con una participación del 85,1% en lo que respecta a la generación de dólares por ventas externas. En segundo lugar se ubicaron los vinos sin mención varietal con el 44,4% (161.638 hl), aunque en este caso el porcentaje de divisas en el total es menor a los 13 puntos.

Vino argentino

 

Los vinos varietales tuvieron el mes pasado un comportamiento levemente a la baja en relación al año pasado con exportaciones que registraron una disminución del 3,6% en volumen; sin embargo, registraron un aumento del 0,9% en el valor FOB. Casi nueve de cada diez litros vendidos correspondió a fraccionados, lo que se tradujo en una baja del 4,5% respecto al mismo mes de 2017. Las ventas en envase botella representaron casi la totalidad (99,4%). El resto de los varietales (10,7%) fue comercializado a granel (transportado en contenedores para luego ser envasado en el destino de exportación), lo cual representa una suba del 4,9% respecto al octavo mes del año anterior.

El INV señaló a EE.UU. (30,3% de participación), Reino Unido (11,7%), Canadá (8,8%), Brasil (8%), y China (4,3%) como los cinco principales compradores. Si bien el Gigante Asiático quedó en quinta posición de este grupo, fue el que mayor recorrido tuvo en agosto entre un año y otro, con un crecimiento del casi 100% en las adquisiciones, pasando de 3.373 hl a 6.739 hl con ventas por unos U$S 3,7 millones, todo en botellas, al igual que el caso brasileño.

Aunque incipiente, la plaza china es de gran interés para las bodegas nacionales que buscan potenciar la presencia argentina a través del trabajo de acciones oficiales que realiza la Embajada y sitios de venta on-line como la empresa Alibaba, el mercado electrónico más grande del Mundo cuya facturación anual asciende a los U$S 38.700 millones. La mejora del poder adquisitivo de la clase media china, que para 2030 se calcula comprenderá a unas 500 millones de personas, es una de las claves del potencial exportador que propone ese país.

En este sentido, el Malbec sigue siendo la llave que abre mercados a la Bebida Nacional. En agosto esta variedad se llevó el 56,2% de las ventas al exterior por U$S 48,4 millones con un precio promedio por litro de U$S 9,10. En segunda posición, aunque bastante por detrás, está el Cabernet Sauvignon con uno de cada diez litros comercializados, con una facturación mensual de U$S 8,6 millones y un valor promedio de U$S 5,90 por litro.

Suban el volumen

Otro reciente informe elaborado por el Departamento de Estadística y Estudio de Mercado del INV sobre el "Comportamiento de las Exportaciones de Vino Fraccionado" durante la última década destaca que en 2017 se exportaron 1.674.145 hl de vinos varietales fraccionados a 123 países, por un valor FOB poco más de U$S 693,2 millones. Respecto al año 2008 se observa un aumento del 15% en volumen y del 51% en valor. Cabe destacar que, si bien las exportaciones totales de vino fraccionado disminuyeron un 9% en la última década, los varietales aumentaron un 15%.

Según la entidad, "la tendencia indica que el volumen de las exportaciones de vinos varietales va en alza como así también el valor de las mismas. El crecimiento en valor es mucho mayor en términos porcentuales que el aumento en volumen, lo que indica que los vinos varietales exportados se venden a mayores precios que hace una década. El precio medio en 2017 fue de U$S 4,14 por litro, un 31% mayor al del año 2008". Cabe destacar que la mejora en los precios internacionales, sumado a la reciente devaluación generan en el sector un escenario de mayor competitividad.

No obstante, para que esa combinación redunde en mayores beneficios a la hora de exportar, debe acompañarse con una mayor producción. En tal sentido, Wines of Argentina (WOFA) la entidad que promueve la marca y la imagen país de los vinos argentinos por el Mundo, presentó el "Reporte de Cosecha 2018" en el que concluye que la última temporada "será recordada por los productores de vino argentino por varios años" ya que "los volúmenes de uva obtenidos rompieron la tendencia hacia la baja muy marcada de las temporadas 2016 y 2017".

Desde WOFA resaltaron que en la vendimia 2018 se cosecharon un 31% más de uvas destinadas a la elaboración de vinos y mostos, en comparación a 2017 y celebraron que, "en forma paralela se obtuvieron buenos rendimientos y gran calidad en los vinos".

La copa devaluada

Italia es el principal productor de vinos del Mundo con 42,5 millones de hectolitros (Mhl), seguido por Francia con 36,7 Mhl y España con 32,1 Mhl, siendo el ibérico el país número uno en exportación, por precio más que por calidad. Sucede que los españoles vendieron sus vinos a los mercados internacionales a U$S 1,47 el litro, mientras que los italianos lo hicieron a poco más de U$S 7,00 y los galos a U$S 3,26.

En cuanto a la producción, la Argentina queda en una sexta posición y está más relegada aún en el lugar 11 en lo que respecta a las ventas externas con un 2,5% de participación en el comercio mundial, según el último relevamiento de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV). En diálogo con Infobae, el vicepresidente de WOFA, Guillermo Barzi, aseguró que "la ventaja de la Argentina es que tiene precios que están por encima del promedio de la mayoría de los mercados".

El bodeguero explicó que "los extranjeros encuentran en nuestro vino un producto con una excelente relación entre precio y calidad. Los consumidores de países productores lo comparan mucho con los vinos californianos, que son bastante más caros y no son tan amables. También ayuda la asociación de figuras populares como el Papa Francisco, (Lionel) Messi o el bife argentino", se entusiasmó.

Consultado sobre el impacto de la devaluación en el escenario vitivinícola exportador, Barzi consideró que "es indudable que nos dio una mayor competitividad. En este momento sería un error estratégico bajar los precios porque también tenemos que contemplar el efecto inflacionario sobre los costos internos", aseguró y advirtió que "los efectos de la actualización del tipo de cambio recién la vamos a ver dentro de cinco o seis meses".

El directivo de la entidad también hizo hincapié en que "el tipo de cambio no debe ser la única variable para ganar competitividad. Los acuerdos comerciales nos deben ayudar a ser más agresivos comercialmente". En ese sentido, el gerente general de Vinos de Argentina, Mario Giordano, se refirió a los avances del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea.

En declaraciones a Infobae, señaló que "el mayor problema es Brasil, porque tiene una postura en la que acepta la imposición de un cupo de vino a un determinado valor que para la Argentina es descalificatorio. Para ellos la vitivinicultura no es un tema relevante. Tienen un lobby tremendo con otras empresas alimenticias por lo que resulta muy difícil avanzar", apuntó Giordano quien reconoció que "la realidad es que a los europeos les interesa el mercado brasileño más que el nuestro".

Por su parte, Barzi también se refirió a los cambios en el esquema de derechos de exportación. "La retención es un mal impuesto, no lo compartimos para nada, pero tenemos en cuenta la situación del país", afirmó y manifestó: "Exigimos al Gobierno que haga lo mismo con sus gastos provinciales y nacionales, siempre pensando que en el mediano plazo (las retenciones) se van a sacar. La situación está difícil para quien no está exportando. Hoy, arrancar de cero es mucho más complicado que hace un par de años".

Fuente:Infobae

COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR/El análisis de la noticia-por Raúl Figueroa) – Hasta julio de este año, las exportaciones totales de crudo alcanzaron los 871 millones de dólares, lo que cuadruplica las ventas externas de igual período de 2017, lo que significó para julio un salto de 233 millones de dólares exportados en el rubro “combustibles y energía”, según datos oficiales del INDEC, relevados para este informe de ADNSUR.

Según señala el informe oficial, los mercados de “China y Estados Unidos absorbieron todo el aumento”. Si se observa el registro de exportaciones de petróleo entre enero y julio de este año, el valor total ascendió a U$871 millones, contra U$207 millones del año pasado, lo que significa un incremento del 320%, respecto de igual período del año pasado, la mayor parte de los cuales salió de la monoboya instalada frente a Caleta Córdova.


El rubro de exportaciones petroleras es uno de los pocos que aporta un saldo positivo a la balanza comercial del país, ya que en la mayoría de los otros rubros hay una caída importante de volúmenes, que no alcanza a ser compensada por la suba de precios de algunos productos.

Hasta julio de este año, las exportaciones totales de crudo alcanzaron los 871 millones de dólares, lo que cuadruplica las ventas externas de igual período de 2017

“En julio de 2018, las exportaciones alcanzaron 5.385 millones de dólares y las importaciones, 6.174 millones de dólares –señala el informe-. El déficit en la balanza comercial fue de 789 millones de dólares. Las exportaciones crecieron 1,7% respecto al mismo mes del año anterior (aumento de 92 millones de dólares). Los precios subieron 11,1% y las cantidades cayeron 8,4%. Las exportaciones de productos primarios disminuyeron de manera interanual 23,3%. Las exportaciones de manufacturas de origen agropecuario (MOA) cayeron 2,8%; las de manufacturas de origen industrial (MOI) aumentaron 14,5%; y las exportaciones de combustibles y energía aumentaron 199,1%”.


Es notable que también en el rubro “Combustibles y energía” hay un incremento de importaciones, explicado por una compra total de 240 millones de dólares, principalmente por la importación de fueloil, gas natural licuado, gas natural en estado gaseoso, gasoil y querosene, en orden de importancia.


Otro rubro exportador característico de Chubut es el de pescado congelado. En este caso, se registra una baja en los primeros siete meses del año debido a la caída de algunos mercados como España.

Autor: ADN Sur

China enviará inspectores para habilitar el ingreso de la cereza fresca argentina a su demandante mercado.

 A partir del 25 de octubre y hasta principios de noviembre se concretará la visita de inspectores chinos a la región que conforman las provincias argentinas de Neuquén, Río Negro y Mendoza, informó la Agencia de Desarrollo de Neuquén.

 El trabajo coordinado entre ambos países está siendo lo más ágil posible, aseguró el gerente ejecutivo de la Cámara Argentina de Productores de Cerezas Integrados (Capci), Aníbal Caminiti.

 “El objetivo es firmar el protocolo fitosanitario entre los mandatarios en el marco de la cumbre del G20”, comentó Caminiti, quien explicó que existe la posibilidad de que, si se llegan a cumplir los plazos, para la próxima temporada 2018/19 (noviembre a febrero) el mercado chino reciba los primeros envíos de cerezas argentinas.

 La agenda de la visita de los inspectores chinos a fines de octubre en la región se está gestionando entre el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y las empresas que integran la Capci.

 Se espera que en el período de inspección se formule el protocolo fitosanitario que permitirá el ingreso de la cereza argentina a China, un mercado que genera una importante demanda y que ofrece precios competitivos para la región patagónica.

 En el proceso, las autoridades chinas presentaron un listado de plagas cuarentenarias al cual el Senasa debió responder sobre su existencia y, de ser necesario, indicar cómo se las controla. En esta etapa, los inspectores visitarán las regiones productivas para conocer el manejo, control y monitoreo de plagas.

 Para Caminiti, la apertura del mercado chino será una interesante oportunidad para las empresas argentinas. “No hay dudas de que el mercado chino está demostrando una demanda muy elástica, debido a que año a año absorbe cada vez más fruta”, dijo.

 En ese sentido, explicó que la exportación chilena, por ejemplo, alcanzó en la última temporada unas 186.000 toneladas, de las cuales un 92% tuvo como destino China, con lo cual duplicaron sus envíos interanuales a ese destino.

 “Aún cuando se duplican los volúmenes de cerezas chilenas, el mercado chino no es reciente”, señaló Caminiti y expresó que los actuales envíos chilenos abastecen principalmente a las ciudades de Beijing, Tianjin, Shanghái, Guangzhou y Shenzhen, las cuales en su conjunto representan unos 78,7 millones de consumidores. Sin embargo, destacó que “todavía resta por abastecer a las segundas ciudades más populares del país, unas 31 urbes habitadas por 263 millones de potenciales consumidores”.

 Fuente: ADENEU

Este jueves partirá un contenedor de 22 toneladas de mandarinas desde Trébol Pampa, en Concordia, Entre Ríos, hacia Shangai, China.

La noticia no es menor, dado que Argentina no enviaba cítricos dulces al gigante asiático desde 2010. Por eso, el ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, presenciará el embarque junto a autoridades provinciales y productores del sector.

“Antes de 2010, a través de la Cámara de Exportadores y la Asociación Argentina de Cítricos (Cecnea) constituimos un pool y exportamos sobre todo naranjas, no tanto mandarinas, con empresas entrerrianas”, recordó Mariano Caprarulo, director Ejecutivo de la entidad.

Caprarulo consideró al logro como “un hecho histórico”, y aseguró que desde la Cecnea “queremos seguir presentes en los mercados más importantes y para eso necesitamos trabajo en conjunto público y privado, ya sea provincial y nacional”.

Por su parte, el secretario de Producción, Álvaro Gabás, “es un orgullo que empresas entrerrianas puedan exportar, y más a China, que es segundo en importancia en producción y uno de los mercados más dinámicos del mundo, desde donde continuamente vienen demandando productos argentinos”.

Fuente: Infocampo

Hubo un tiempo en que el Malbec vivió su época mágica en los Estados Unidos, el principal mercado de consumo a nivel global.

Su nombre era considerado una garantía de best value, es decir, aquellos vinos que entregan mucho más que otros en función del precio que se paga.

Así fue como la industria vitivinícola nacional vivió un verdadero salto exportador: en 2002 se habían despachado vinos de la variedad Malbec a ese destino por apenas u$s13 millones. Apenas una década después, se alcanzó el récord histórico, con despachos por u$s376 millones.

A partir de ahí, en un contexto de creciente atraso cambiario, sumado a la errática política de comercio exterior por parte del anterior gobierno, determinaron que el boom del Malbec –y del vino argentino- comenzara a desinflarse.


Para 2017, las exportaciones de esta variedad ya explicaban u$s266 millones, casi 30% menos que el último récord de 2012.

El problema es que, según advirtió Rob Mc Millan, presidente de Silicon Valley Bank y experto en el mercado de vinos de los EE.UU., esta tendencia se está agravando.

"Odio decir esto, pero las noticias no son buenas", disparó el analista, en el marco del seminario "Us wine business trends", organizado por Consultora STG junto a Vinventions en el auditorio de la UCEMA y del cual participaron bodegueros, directivos de empresas, enólogos, sommeliers y prensa especializada.


"La Argentina ofrecía vinos de excelente relación calidad-precio. Todos los restaurantes y vinotecas lo ofrecían, eran vibrantes. Pero ahora basta que miremos los números para ver cómo la Argentina está sufriendo", señaló Mc Millan.

Según el reporte de Silicon Valley Bank, entre enero y junio, las bodegas nacionales exhibían un market share del 2,5% en los Estados Unidos, sufriendo una caída del 7% respecto del mismo período del año anterior.

Se trata de la contracción más pronunciada entre los países proveedores de ese mercado que se movieron en terreno negativo, como Chile o España, que mostraron caídas del 3,8% y 1,8%, respectivamente.

En la vereda de enfrente, productores como Francia elevaron su participación un 12%, hasta representar 3 puntos del mercado total del vino (considerando también la producción doméstica). En tanto que los tres países dominantes (Italia, Australia y Nueva Zelanda) también elevaron su cuota de mercado, con subas de entre el 1,3% y casi 8%.

El experto señaló, en el caso de los vinos argentinos no es que estén bajando los precios, "sino que la merma obedeció a las menores cantidades despachadas". 

2018-08-01 Autoferro-Nissan-notas Banner 600x300
"La participación de la Argentina está cayendo. No es una buena noticia y no hay que ignorarla", agregó.


En cuanto a la performance de las variedades en ese mercado, Mc Millan destacó que el Malbec, que explica el 64% de todos los vinos nacionales despachados a los Estados Unidos, en el primer semestre sufrió una preocupante baja del 6%.

Pero no es la única cepa en retroceso. De hecho, prácticamente todos los varietales (incluidos los blends tintos y blancos) están mostrando tasas negativas. Los dos únicos que tuvieron crecimiento en la primera mitad de 2018 fueron los rosados, con un alza del 11%; y el Cabernet Franc, con un salto del 50%. Sin embargo, su participación es marginal, con un share menor al 0,1%.

De hecho, Mc Millan advirtió que "hablar mucho sobre Cabernet Franc puede confundir al mercado, especialmente a los más jóvenes". 
Por eso, recomendó a directivos de bodegas que "apunten al Malbec, que puede competir con el Cabernet Sauvignon, que está teniendo buen crecimiento en los Estados Unidos".

Clave: enfocarse en los millennials
El experto aseguró que la calidad de los vinos argentinos no se discute, pero que el factor precio es el que hoy está jugando en contra.

Justamente, esta variable había sido –junto con la calidad-, la llave para que el Malbec argentino experimente un verdadero salto en ventas en los últimos años. 


Así, mientras que recomendó no resignar un centímetro de calidad para evitar repetir malas experiencias, como la de Australia –"que empezó a tener éxito y luego terminó vendiendo vinos de mierda", señaló-, sí aconsejó analizar a fondo la cadena de suministro en los Estados Unidos para ver de qué manera se puede llegar con una botella puesta en la góndola a un precio menor.

El experto agregó además que será clave ser más creativos con las herramientas que hoy ofrecen Internet y las redes sociales y captar la atención de los millennials, que en general atraviesan un presente financiero endeble –están en la universidad y tienen trabajosmal pagos- pero que en un futuro inmediato se convertirán en los próximos grandes consumidores de vino en los Estados Unidos.

Además, bien hoy representan el 19% del mercado en ese país, esto es 7 puntos más que en 2012, es decir que están consumiendo más vino.

En este sentido, Mc Millan señaló que los millennials son una generación que "buscan la mejor oferta, donde el precio es fundamental para sus decisiones de compra y, con el correr del tiempo, la generación del milenio sin duda aumentará su consumo de vino, de la misma forma que sucedió en generaciones anteriores”.

Por eso llamó a los bodegueros a no desatender a estos consumidores y ganar su fidelidad hoy, para que, una vez que den el gran salto al mercado laboral, asocien al vino argentino con un producto de excelente relación calidad-precio.

Según el experto, uno de los desafíos de las bodegas nacionales es posicionar la marca país, que debe “transmitir un mensaje auténtico del modo de vida de los argentinos, resaltando sus paisajes, los terruños, su gente, la cultura, para que así los norteamericanos sueñen con venir a conocer Argentina”.

Para ello, será clave potenciar mucho más el enoturismo como una vía para seguir fidelizando consumidores.

Fuente: Iprofesional

En los primeros seis meses del presente año, las exportaciones de carne vacuna aumentaron un 62% y alcanzaron las 151.000 toneladas. China ha duplicado sus importaciones, y eso explica el crecimiento que han tenido los envíos al exterior. Otros mercados que también demandan la carne nacional son: Alemania, Holanda, Italia, Rusia, Israel y Brasil. Así lo refleja un estudio elaborado por los economistas Juan Manuel Garzón y Nicolás Torre de la Fundación Mediterránea.

Por el lado de la oferta de carne, hubo un importante incremento de la actividad de la industria frigorífica desde mediados del año pasado, con una faena que promedió 1.100.000 cabezas por mes, aumentando un 9% respecto al año pasado. En el primer semestre la producción de carne alcanzó las 1.500.000 toneladas, creciendo un 10% en relación al mismo período de 2017.

El informe de los mencionados economistas muestra también que el aumento de las ventas al exterior de carne vacuna "genera expectativa de que los precios de los animales puedan mantenerse en lo que resta del año, no solo en términos nominales, sino en poder de compra.La limitante de las exportaciones es que sólo representan el 15% de la producción de carne. En la dirección contraria juegan la estacionalidad de la oferta, un mercado interno con ajuste de ingresos, las elevadas tasas de interés que encarecen la retención y una inflación que podría aproximarse al 10% entre agosto y diciembre".

Los márgenes brutos de exportación, luego de la última devaluación, llegan a los niveles más altos de los últimos años en las cuatro integraciones que monitorean en la Fundación Mediterránea, que tienen que ver con las canastas donde se combinan diferentes cortes y destinos. En ese sentido se destaca la mejora de los márgenes en los envíos de carne a países de ingresos medios-bajos, como podrían ser China y Rusia, "el valor por kilo exportado estaría promediando los $109,10 en junio-julio y con un margen bruto de $46,90 por kilo, lo que equivale al 75% del valor de la hacienda", afirmaron los economistas.

 

Precios

 
Según expertos es uno de los mejores momentos de la industria frigorífica en casi una década.
Según expertos es uno de los mejores momentos de la industria frigorífica en casi una década.

En los últimos meses los precios de la hacienda le están ganando a la inflación, "esta es una buena noticia considerando la importante caída que se observó en el poder de compra interno de los animales en el segundo semestre de 2017. La categoría con mejor desempeño este año ha sido la de los novillos, con una suba del 10,5% en términos reales en Liniers. La salvedad es que ésta categoría ha sido la más castigada el año pasado. De todos modos el actual nivel de precios reales es bajo en relación al promedio de los últimos años", comentaron Garzón y Torre.

En lo que respecta a los precios en dólares, los mismos han caído en forma significativa, como consecuencia de la depreciación cambiaria. Los mismos se ubicaron en niveles muy bajos, tanto en relación a los valores observados en los últimos años como en perspectiva a los precios que se verifican en algunos de los países vecinos y competidores en el mercado mundial de carnes. Para los economistas de la Fundación Mediterránea, "este bajo precio de la hacienda es el que posibilita los buenos márgenes de exportación, y el que genera un enorme atractivo para que los exportadores sigan consolidando sus envíos al exterior".

Por último, el estudio de los economistas Garzón y Torre sostiene que ante un escenario de crecimiento sostenido de la producción y las exportaciones, "la industria frigorífica que está enfocada en el mercado externo, pasa probablemente por el mejor momento de los últimos 8 o 9 años".

Además, se recuerda que con los precios de la hacienda en recuperación en poder de compra local pero aún con valores muy bajos, "los productores ganaderos siguen con el proceso de ajuste de sus rodeos, llevando la faena de hembras a niveles preocupantes".

Fuente:Infobae

Pese a la caída en la venta de 0 km por dos meses consecutivos, la producción de autos en la Argentina creció en julio un 8,6 por ciento. El mes pasado se fabricaron en las plantas locales 41.450 unidades, 3.281 más que en igual período de 2017 (38.169).

Lo confirmó la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), que le atribuye la suba al "aumento de despachos a Brasil y la creciente demanda de vehículos argentinos en diferentes mercados de Latinoamérica y América Central", tal cual dijo el presidente de la entidad, Luis Fernando Peláez Gamboa.

Con la producción de julio, el acumulado anual llegó a 284.105 unidades. Esto marca un aumento del 9,8 por ciento frente a los 258.823 ejemplares fabricados a nivel local durante los primeros siete meses del año pasado.

Brasil es el motor de la industria automotriz argentina por estas horas. En 2018, hacia ese país ya se enviaron 104.263 unidades, lo que representa una participación total en las exportaciones del 71%. Frente al período enero-julio de 2017, son 34.588 autos más.

Gracias a esto, y al repunte interanual de mercados como Chile (1.430 exportaciones más), Perú (+1.108), Colombia (1.078) y Bolivia y Suriname (+1.371), en julio se exportaron 25.363 unidades, un 74,7 por ciento más frente al mismo mes de 2017 (14.522).

Así, el acumulado anual entre las exportaciones llegó a 146.933 autos. Son 33.990 más que los 112.943 enviados al exterior entre enero y julio del año pasado. El crecimiento es del 30,1 por ciento. La exportación pasó a representar del 43 al 52 por ciento de la producción nacional.

Lo que no repuntó fue la venta de terminales a concesionarios. Este sector sufrió la caída más fuerte del año: un 35,8 por ciento, o sea 26.047 unidades menos si se compara las 46.637 ventas del mes pasado con las 72.684 de julio de 2017. El acumulado ya está un 4 por ciento abajo.

Peláez Gamboa culpó a "las variaciones en el tipo de cambio y la tasa de interés, que aún se mantiene muy alta" a la caída en las ventas internas. "Es necesario analizar el comportamiento del sector en dos niveles muy diferentes. Por un lado, el desempeño industrial. Y por otro, el comercial", explicó el titular de Adefa.

Fuente: TN

El interés de Brasil en rubros que se producen en Mendoza es cada vez mayor y quedó evidenciado esta semana con la venta de ocho contenedores de ciruelas desecadas. Tras esa importante experiencia, ahora el objetivo es colocar más y diversos productos en el plan de inversión de empresas brasileras para que se beneficien productores locales.
La Fundación ProMendoza ha sido el nexo en rondas de negocios de las que participaron representantes de importantes empresas brasileras y productores dedicados a diferentes rubros del sector alimenticio, frutícola y hortícola.
En ese contexto, San Rafael y General Alvear fueron escenario de los encuentros. En el plano local, como destacamos en uno de nuestros títulos de portada de la semana pasada, la flamante cooperativa de productores ajeros Cerro Negro quedó encaminada para exportar sus productos a Brasil, luego del real interés de empresarios de ese país por la buena calidad del ajo, cuyo cultivo se concentra en el distrito Las Malvinas.
El fin de semana, mediante una gacetilla difundida desde el Gobierno de Mendoza, se puso énfasis en la relación Argentina-Brasil en materia exportadora. El responsable de UniAgro (Brasil), Matheus Fedrich, concretó la compra de ciruela desecada y señaló que “nos interesa la calidad de los productos de Mendoza, la proximidad del mercado y el bajo arancel, que favorece el intercambio comercial”.
“Compramos a granel y envasamos, para luego vender el 70% de nuestra producción a cadenas de supermercados de Brasil. Mendoza es una de las regiones del mundo que más nos interesa, porque vende todo lo que necesitamos y con una muy buena calidad”, destacó Fedrich.
Desde ProMendoza, su director, Mario Lázzaro, subrayó que “buscamos el desarrollo territorial de toda la provincia, acercando a importantes empresarios mendocinos, que son los que guían nuestra estrategia con sus necesidades y sus solicitudes”.
Las cuatro grandes empresas importadoras de Brasil: Satori, Uniagro, Tieli Supermercado y la Associação de Red de Supermercados llegaron muy interesados en frutos secos y desecados, aceite de oliva, aceitunas y vino, precisaron desde la Provincia.
Entre los entrevistados resaltó la opinión de Martín Rubio, uno de los integrantes de la cooperativa Cerro Negro que días atrás pasó por los estudios de FM Vos (91.5). “Creemos que estas actividades fortalecen a nuestros pequeños empresarios y productores y que ayudan a aumentar el volumen de exportación, además de favorecer economías regionales”, sostuvo.

Fuente: Diario SR

Página 1 de 14

Gran Bs. As.

Francisco Madero 875
Villa Sarmiento, Buenos Aires.
TE: 5411 5430-2390.

Capital Federal

Alicia Moreau de Justo 1120 -

3 Piso of. 306 "A".

TE: 5411 5279-4741